Una oficina en los juzgados para personas vulnerables

La Ciudad de la Justicia pone en marcha una unidad de asistencia social para ayudar en procesos legales a gente con problemas

J. MOLINS

valencia. Era una petición que los jueces habían hecho en repetidas ocasiones desde hace años, pero ya es una realidad. La Ciudad de la Justicia de Valencia pone en marcha una unidad de asistencia social para ayudar a personas necesitadas con el asesoramiento que requieran para procesos jurídicos. Dos trabajadores sociales, que ya han sido designados por la conselleria de Justicia, comenzarán de forma inminente en la nueva oficina de atención al ciudadano.

Se trata de una iniciativa que ya estaba en marcha en los hospitales y que el Decanato de los Juzgados ha querido poner en funcionamiento, dado que por la Ciudad de la Justicia pasan diariamente unas 12.000 personas. Allí es donde se ven los conflictos sociales más graves y muchas veces no se solucionan solamente con un juicio o con la imposición de una multa, sino que tienen un trasfondo social importante. Por tanto, esta oficina permitirá derivar gente con diferentes problemas, informar u orientar a menores en situación de desamparo, enfermos mentales, discapacitados, ancianos, mujeres maltratadas, desahuciados, gente con escasos recursos, que necesiten ayudas concretas. Los trabajadores sociales les proporcionarán un asesoramiento económico y legal para facilitarles un proceso ante el que encuentran dificultades.

«En cuanto detectemos un problema social, podremos redirigir desde los juzgados, ya sea desde la guardia o el juzgado de incapacidades, que tienen muchos problemas relacionados con personas de la tercera edad. También temas de desahucios, saber las ayudas a las que pueden tener acceso, herencias, subvenciones, toda la información que pueda proporcionar un trabajador social, es una iniciativa interesante», asegura Pedro Viguer, decano de los jueces de Valencia y responsable del proyecto.

La oficina de los trabajadores sociales actuará como enlace entre los juzgados y los organismos y servicios de protección social e instituciones y servicios asistenciales. Con esto se considera que se dará un servicio mucho más integral en los Juzgados y se complementará el trabajo judicial con el diagnóstico social, buscando posibles soluciones en el ámbito asistencial para gente vulnerable.