Ocho policías nacionales más refuerzan la oficina de violencia doméstica

Una empleada, en las dependencias de la oficina. / m. molines
Una empleada, en las dependencias de la oficina. / m. molines

Interior inicia una selección de candidatos tras denunciar sindicatos falta de transparencia en el proceso y hablar incluso de «enchufismo»

A. CHECA

valencia. La parte sin duda más positiva de esta historia es que la nueva Oficina de Denuncias y Asistencia a las Víctimas de Violencia de Género que la Conselleria de Justicia y el Ministerio del Interior han puesto en marcha en la Ciudad de la Justicia de Valencia va a contar con ocho policías nacionales más, de la escala básica, para reforzar la labor. El lado negativo es el resquemor que el proceso de selección de candidatos generó inicialmente entre los sindicatos policiales, con acusaciones de «mermar la igualdad de oportunidades» e incluso «enchufismo», como consta en una nota de protesta lanzada por los sindicatos SUP y CEP.

La vertiente halagüeña del asunto se asienta en la convocatoria pública realizada ayer mismo por la Dirección General de la Policía para ocupar ocho plazas en comisión de servicios, durante un plazo inicial de seis meses (prorrogables), en la citada oficina especializada. Las solicitudes se pueden presentar por parte de todos los agentes hasta el próximo 29 de abril, como consta en el documento.

Los ocho policías de la básica servirán para completar la plantilla de 15 policías prometida para la nueva herramienta de lucha contra el maltrato, junto a una docena de psicólogos y profesionales de Servicios Sociales, encargados de dar una respuesta integral (policial, asistencial, psicológica...) a las víctimas.

Acceso a la información

La polémica del proceso de selección surgió durante la mañana de ayer, cuando los citados sindicatos policiales llegaron a solicitar, al amparo de la Ley de Transparencia, tener «acceso a la información pública» relacionada con la «provisión de puestos de trabajo para la oficina de violencia de género». Las entidades reclamaron al ministerio que se les indicara «si se ha publicado la comisión de servicios, por qué medios se le dio difusión y qué requisitos deben reunir los aspirantes para optar a dichas plazas».

La razón de esta reclamación se radicaba en las acusaciones de que aspirantes a estas plazas «habían presentado una solicitud antes incluso de convocarse la plaza», según los sindicatos «familiares y amistades» de cargos policiales y políticos, como constaba en su nota de queja. Los sindicatos CEP y SUP incluso se reservaban la posibilidad de emprender acciones legales.

Desde la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a Emergencias se rechazó la acusación lanzada por los sindicatos y se aseguró la realización de «un concurso de méritos». Destacaron por encima de todo que la importancia radica en que «la oficina de denuncias esta funcionando y que la va a integrar gente especializada con capacidades para la toma de denuncias».