Ocho centros de barracones siguen sin licitarse pese a las promesas de Marzà

Obras de construcción del colegio que sustituirá al 103 de Valencia, íntegramente en barracones. / juanjo monzó
Obras de construcción del colegio que sustituirá al 103 de Valencia, íntegramente en barracones. / juanjo monzó

El Consell reitera que todos los colegios formados por aulas prefabricadas estarán adjudicados o en obras en esta legislatura

JOAQUÍN BATISTA

El conseller de Educación, Vicent Marzà, reiteró ayer que antes de que acabe la legislatura las obras de todos los colegios conformados íntegramente por barracones estarán «acabadas, en marcha o adjudicadas». La promesa ha sido habitual en los últimos meses aunque no depende únicamente de la administración autonómica, pues los trabajos para sustituir algunas de las escuelas corresponden a los Ayuntamientos tras su adhesión al plan Edificant. Además, el objetivo es extremadamente ambicioso teniendo en cuenta que en ocho colegios públicos en esta situación la licitación de los trabajos de construcción propiamente dichos ni siquiera ha empezado. Y quedan cuatro meses para el final del mandato.

«Mantenemos el compromiso, y una buena muestra de ello son las obras ya en marcha», dijo ayer el conseller tras visitar, junto al alcalde Joan Ribó, la parcela donde se levanta el nuevo 103 de Valencia. «Tras el desastre total que nos encontramos de la anterior consellera, dijimos que daríamos una solución priorizando los que estaban en peor situación», añadió, antes de recordar que en los últimos años han impulsado más de 600 intervenciones (de todo tipo) en toda la comunidad además de la retirada del fibrocemento.

Respecto a los que estaban íntegramente en barracones con el cambio en el Consell, defendió que «están en obras, construidos o en licitación», y dijo que lo que se persigue «es que estén adjudicados, acabados o con las obras en marcha». «Estamos dando ejemplo. Cambian las prioridades», sentenció.

Marzà 'heredó' 25 escuelas públicas íntegramente en barracones, según la información que se facilitó cuando se presentó el primer plan de actuaciones en enero de 2016. Las obras de trece de estas se han terminado o están en fase de ejecución, incluyendo las ya iniciadas o licitadas cuando se produjo el cambio de gobierno. Y contando el Regina Violant de Almassora, si bien los trabajos se paralizaron por un desacuerdo con la empresa y está avanzada ya la nueva licitación.

El siguiente grupo engloba a los cuatro centros que ya han llegado al concurso que permitirá elegir a la empresa que se quedará con las obras o donde estas ya han sido adjudicadas, si bien no han empezado. Es lo que sucede con el Rajolar de Aldaia, el Bracal de Muro, el Ceip La Xara de Dénia (este es de Edificant) y el Gasparot de La Vila Joiosa, que ha sido el último en salir a licitación.

Los pendientes

Hasta aquí, se puede cumplir con la premisa del Consell. Pero no sucede lo mismo con los ocho restantes, que se encuentran en fases administrativas previas que requieren meses de tramitación. De los que competen a la propia conselleria, el aulario del CRA Trescaire situado en Vilanova d'Alcolea formalizó a mediados del año pasado el contrato para la redacción de los proyectos necesarios para las obras, cuyo coste se estima en algo más de un millón de euros, pero la licitación de los trabajos de ejecución propiamente dichos siguen pendientes, pues no aparecen en la Plataforma de Contratación del Estado. Tampoco se ha publicado el concurso para levantar el Dama de Guardamar, de Guardamar del Segura, ni el del Amanecer de Torrevieja. En este último caso a finales de 2018 el ayuntamiento aprobó un cambio urbanístico para allanar el camino de la licitación.

La tramitación de los otros cinco corresponde a los consistorios a través de Edificant, aunque la inversión es de la conselleria. En el Jaume I de Vinaròs acaba de firmarse el contrato con la UTE encargada de redactar los proyectos y asumir la dirección de obra, tareas que se prolongarán unos tres meses. Y después debe impulsarse la licitación de la ejecución de los trabajos. El nuevo Les Foies de Gandia y el Álvaro Esquerdo de La Vila Joiosa se encuentran en la misma fase, aunque todavía sin adjudicación de los trabajos previos a las obras (redacción de proyectos). Y el Santa Quiteria de Almassora y el Santa Infancia de Elda están en la fase de delegación de competencias, previa a cualquier proceso de licitación.

Más