Las obras de mejora obligarán a realizar cortes en la línea a Zaragoza este verano

Obras junto a la vía en verano de 2017. / jesús signes
Obras junto a la vía en verano de 2017. / jesús signes

Las restricciones que estudia Adif, que podrán ser en toda la conexión o en tramos concretos, afectarán a trenes de viajeros y mercancías

ISABEL DOMINGO

valencia. Vuelven las máquinas a la línea ferroviaria entre Valencia y Zaragoza, en concreto, durante los meses de verano. Si ya el año pasado el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ejecutó trabajos en 11 terraplenes, la situación se repetirá previsiblemente a partir de julio con las consiguientes restricciones a la circulación de trenes, tanto de mercancías como de pasajeros.

Las obras de mejora se efectuarán en otros cinco terraplenes, lo que permitirá eliminar una serie de limitaciones de velocidad establecidas en la línea, y en las plataformas de varias estaciones para que puedan disponer de apartaderos para trenes de 750 metros. También se actuará en el ensanchamiento del paso bajo la vía de la cuesta de los Gitanos de Teruel.

Así lo confirmaron ayer fuentes de Adif, quienes explicaron que se trabaja actualmente en la planificación de estos trabajos para «evitar que afecten lo menos posible» a la circulación de trenes. En este sentido, indicaron que se estudian todas las alternativas posibles de manera conjunta con Renfe y con las operadoras de los convoyes de mercancías, que, de producirse un corte total de la línea, se verían obligados a circular por itinerarios alternativos, como Tarragona o Madrid, o recurrir a la carretera.

Además de convoyes de mercancías, el trazado cuenta con 19 circulaciones diarias de pasajeros

Servicios afectados

Sin embargo, al tener que intervenir sobre la vía, será «inevitable» restringir el paso de trenes aunque queda por determinar si esa medida afectará a toda la línea o si se hará por tramos concretos, además de qué alternativas de transporte se ofrecerá a los viajeros, qué servicios comerciales se verán afectados o durante cuánto tiempo se prolongarán esos cortes ferroviarios.

En este sentido, desde la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel apuntaron que los cortes podrían extenderse entre los meses de julio y octubre y pidieron al organismo que depende del Ministerio de Fomento que mantenga «en la medida de lo posible» el tráfico ferroviario al tratarse de una línea con «un servicio deficitario» y ejecutarse las obras en verano.

Actualmente, además de los mercancías, la línea entre Sagunto y Zaragoza cuenta con seis trenes diarios de Media Distancia y 11 Cercanías de la línea C-5 (Sagunto-Caudiel). En este sentido, desde Adif insistieron en que se analizan todos los aspectos de forma exhaustiva y que las obras planificadas en verano están incluidas dentro del plan director de mejora del tren a Zaragoza impulsado por el Ministerio de Fomento y con inversiones de 380 millones hasta 2023. Una vez se ejecuten estas obras se habrán eliminado unas limitaciones de velocidad y, además, se recortará de nuevo el tiempo de viaje.

Las actuaciones, algunas aún en fase de contratación, afectarán a los terraplenes situados entre Caminreal y Zaragoza (aquí el plazo de ejecución es de tres meses), mientras que los apartaderos de 750 metros se construirán en las estaciones de Estivella, Teruel, Ferreruela y Cariñena. Adjudicada en marzo con un plazo de diez meses para los trabajos, esta obra tiene pendiente el contrato de las instalaciones de señalización y telecomunicaciones, que se sacó a concurso el pasado enero.

Más