Las obras del corredor obligan a trasladar en autobús a la mitad de los pasajeros de Cercanías