Nuevos retrasos en los Cercanías de Valencia también afectan a los Euromed

Una de las líneas de Cercanías y Euromed./I. M.
Una de las líneas de Cercanías y Euromed. / I. M.

La incidencia por el robo de cable también afecta a los trenes de media y larga distancia

I. D.

La línea C-6 de Cercanías, que realiza el trayecto entre Valencia y Castellón, ha vuelto a sufrir hoy retrasos. El problema se registra desde el mediodía en el tramo comprendido entre la estación de Fuente de San Luis y Alboraya, según han confirmado fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), debido al robo de cable.

La demora media es de quince minutos y también se han visto afectados los trenes de la C-5 con destino Caudiel, así como los servicios de media y larga distancia (como el Euromed) en dirección a Cataluña y Murcia. En estos casos, los retrasos oscilan entre los 25 y los 45 minutos, según ha informado Renfe en su perfil de redes sociales.

Esta incidencia se suma a otra registrada esta mañana en las instalaciones de Adif en la estación del Norte, solucionada en apenas media hora. Además, el robo de cable ya se produjo ayer por la tarde, en concreto, en el tramo entre el Cabanyal y Roca-Cúper (Meliana), con esperas de treinta minutos y la supresión de varios trenes de Cercanías.

Adif denuncia el robo que origina los retrasos

Adif ha iniciado los trámites para denunciar el robo de cableado de instalaciones de señalización ferroviaria que entre ayer y hoy están provocando importantes alteraciones en el tráfico y a la movilidad de los viajeros en el ámbito del túnel del Cabanyal, en Valencia.

Según un comunicado de Adif, ayer martes se detectó el corte y sustracción de unos 200 m del cableado que regula las señales ferroviarias en varios puntos en el entorno del túnel del Cabanyal, generando significativos retrasos en la circulación de 63 trenes en este tramo.

Por su parte, a las 14:07 de hoy miércoles se ha reproducido la incidencia y se ha detectado la sustracción de al menos 50 metros de cable de señalización en la misma zona. Estas incidencias han afectado a 4 señales por sentido entre los puntos kilométricos 7,400 y 9,500 entre Valencia-Font de Sant Lluís y Alboraia, incluida la estación de Valencia-Cabanyal.

El corte y sustracción de este tipo de cableado comporta que, por motivos de seguridad, el sistema de señalización ponga de forma permanente las señales en modo de parada, lo que en estos casos ha provocado una reducción de la capacidad habitual en torno a un 50% y retrasos y supresiones de trenes.

Esta situación afecta a la movilidad de los viajeros de las líneas de Cercanías C5 y C6, además de los servicios de Media, Larga Distancia y Alta Velocidad.