«Hay que mostrar a la sociedad la cercanía de la Iglesia»

El director de Cáritas, Ignacio Grande. / D. Torres
El director de Cáritas, Ignacio Grande. / D. Torres

Ignacio Grande Director de Cáritas Diocesana de ValenciaEl responsable de la institución anima a los jóvenes a realizar labores de voluntariado para mejorar la sociedad

ISABEL DOMINGO VALENCIA.

Ignacio Grande está al frente de Cáritas Diocesana de Valencia desde 2014. A lo largo de la conversación con LAS PROVINCIAS revisa la acción que llevan a cabo, al mismo tiempo que recuerda en varias ocasiones a los «grandes referentes de la Iglesia valenciana» como San Vicente Ferrer o el padre Jofré «por su carácter creativo y transformador». Cuando detiene sus palabras en estas dos figuras, no muestra ninguna duda al afirmar que «tenemos que mirarnos en ellos».

-¿Cómo llegó a ponerse al frente de la institución?

-Llevaba seis años como vicepresidente del Movimiento Junior, trabajando cerca de las parroquias de la diócesis, y era director del colegio Nuestra Señora de los Desamparados de Nazaret. El entonces arzobispo [Carlos Osoro] apostó por mí porque siempre quiso potenciar la labor de la gente joven.

«Cáritas es la caricia de la Iglesia en el rostro de los más desfavorecidos»

-¿Qué pondría en la tarjeta de presentación de Cáritas?

-Es la caricia de la Iglesia en el rostro de los más desfavorecidos, los más débiles de la sociedad. Intenta ordenar el ejercicio del amor cristiano en este ámbito. Actualmente, en la diócesis, contamos con 6.000 voluntarios y 450 Cáritas parroquiales.

-¿Cuál es el proyecto más importante que desarrollan en este momento?

-La riqueza del proyecto está en el territorio, en nuestra red parroquial. El año pasado, por ejemplo, atendimos a más de 70.000 personas en toda la diócesis.

-¿Qué hay que hacer para ser voluntario? ¿Animaría a los jóvenes a serlo?

-Tan solo hay que acercarse a una sede de Cáritas (o parroquial o la diocesana) y mostrar esa inquietud. Se hacen unos cursos y, en base a la experiencia e intereses, se elige en qué proyecto colaborar. Y, sí, animo a los jóvenes y a toda la gente a que se haga voluntario: los cristianos tenemos que demostrar nuestro compromiso social. Debemos ser conscientes de que es en el día a día, con acciones, con la manera de entender el mundo, con el respeto a la dignidad de la persona como podemos construir un mundo más justo entre todos.

-¿Qué papel desempeñan los laicos en la sociedad?

-Muy importante, especialmente en el día a día de la Iglesia valenciana, como se apuntaba en el Concilio Vaticano II. La Iglesia genera esperanza y vive volcada en la caridad. Por eso estamos en una época en la que tenemos una gran oportunidad para salir al encuentro de la sociedad y mostrar la cercanía de la Iglesia.

-¿Cómo ve la situación actual de la Iglesia?

-Se debe poner el acento en la dignidad de la persona, en estar al lado de los que sufren y en transmitir la buena noticia; difundir el Evangelio con palabras y con hechos.

Fotos

Vídeos