Los microplásticos ya amenazan nuestra dieta

Una muestra recogida. / lp
Una muestra recogida. / lp

El informe de la Politècnica advierte de que los residuos llegan al escalón más bajo de la cadena alimenticia, es decir, a animales que nutren a otras especies

A. CORTÉSVALENCIA.

Los plásticos de menos de 5 milímetros copan la costa entre Gandia y Dènia, según una reciente investigación del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València. Su autora, Nuria Felis, alerta de que la presencia de estos materiales minúsculos afecta a la fauna marina y, a través de ella, a los seres humanos. El tamaño del microplástico supone que sean ingeridos «desde los niveles más bajos de la cadena trófica», por lo que animales más pequeños como los moluscos o el plancton son algunos de los primeros afectados. De estos se alimentan otras especies, por lo que los microplásticos pueden llegar al hombre si los sujetos contaminados se incluyen en la dieta.

«Es un grave problema a largo plazo, pues con el paso del tiempo se acumulará mayor cantidad en el mar», afirma Felis. Las concentraciones actuales son elevadas y hay estudios internacionales que ya avalan la presencia del residuo en el estómago de los animales analizados o incluso en muestras fecales humanas. No obstante, este informe valenciano sólo se centra en detectar el material en el medio marino, aunque la hipótesis es que forma parte de la cadena alimenticia debido a su tamaño.

Uno de los organismos más afectados son los filtradores, como las tellinas o las ostras. Estos tamizan el agua y extraen su alimento de las partículas en suspensión.

Como ya adelantó LAS PROVINCIAS, el estudio revela que en la sección analizada hay de media 329.000 ítems por kilómetro cuadrado. Se trata de la primera investigación realizada sobre el volumen de este material en la costa valenciana. La mayor contaminación por plástico y microplásticos se ha localizado en las desembocaduras fluviales del río Júcar y el Serpis. En sectores como Piles y Oliva Nova, más próximos a Dènia, la concentración media rozaba los 100.000 ítems.

Para llevar a cabo su investigación, Felis ha tomado muestras de la capa superficial marina de diez tramos perpendiculares al litoral y ha identificado y cuantificado los microplásticos encontrados.