Medio centenar de municipios de la Comunitat Valenciana intentan frenar la pérdida de policías locales

Agentes de la Policía Local en un control de tráfico./Jesús Signes
Agentes de la Policía Local en un control de tráfico. / Jesús Signes

52 ayuntamientos han convocado procesos para consolidar las plazas de los interinos, pero unos 700 agentes aún podrían quedar en la calle

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

El 31 de diciembre es la fecha límite. Ese día las plantillas de la Policía Local de la Comunitat Valenciana no podrán tener interinos. Unos mil agentes según la administración autonómica, 1.500 según los sindicatos, se encuentran en esta situación y si los ayuntamientos no toman ninguna medida estarán en la calle el uno de enero de 2020.

Hasta el momento únicamente 52 municipios han empezado a consolidar las plazas y evitar así que sus plantillas sufran una notable reducción en sus efectivos a partir del próximo año. El resto, hasta 282 poblaciones que tienen policía local, aunque no todas tienen interinos, aún no ha tomado medidas.

Los consistorios que han iniciado la consolidación se han acogido a un decreto de la Generalitat de 2018 que permite sacar a concurso estas plazas respetando los principios de igualdad, mérito y capacidad. Los interinos acceden al proceso con algunas ventajas, ya que se valora especialmente la experiencia práctica.

El Ayuntamiento de Castellón va a consolidar 31 plazas, mientras que el de Orihuela regularizará 25 y el de Cullera, otras 15. En total, y hasta la fecha, los trámites puestos en marcha por los municipios permitirán que 236 plazas no se queden vacantes el 31 de diciembre.

El Ayuntamiento de Valencia se encuentra entre los que todavía no ha iniciado la consolidación de plazas de los interinos, pese a que cerca de un centenar de agentes, según fuentes sindicales, se encuentran en esta situación.

Aún así, siguen en el aire más de 700 plazas que ahora se encuentran ocupadas por interinos. Quedarán vacantes el próximo enero si los ayuntamientos implicados no toman las medidas necesarias para consolidarlas. Las consecuencias para la seguridad de estos municipios pueden ser importantes y evidenciarán aún más la precariedad y falta de efectivos de las plantillas.

Municipios

Castellón.
Pretende consolidar 31 plazas.
Orihuela.
25 plazas.
Alicante.
7 plazas.
La Pobla de Vallbona.
13 plazas.
Cullera.
15 plazas.
Alzira.
10 plazas.
Llíria.
10 plazas.
Almàssera.
7 plazas.
Sax.
5 plazas.
La Pobla de Farnals.
6 plazas.
Algemesí.
6 plazas.
Vilamarxant.
7 plazas.
Alberic.
6 plazas.
Nules.
4 plazas.
Guardamar del Segura.
3 plazas.
Carlet.
5 plazas.

Según explicaron fuentes del gabinete técnico autonómico de la Policía Local todavía no se ha podido contabilizar, aunque señalaron que rondará los 1.000 agentes sobre un total de 11.000. Indicaron que ya se ha reclamado la información a los municipios para conocer la situación real de las plantillas.

Desde el gabinete técnico, un órgano asesor de la Generalitat creado por la ley de coordinación de policías locales de 2017, también precisaron que la consolidación de los interinos no supondrá un coste muy elevado para los ayuntamientos, ya que los consistorios tienen el gasto incluido en los presupuestos municipales.

El secretario autonómico de Seguridad, José María Ángel, se mostró optimista y recordó que hasta fin de año quedan todavía cinco meses para que los municipios actúen y consoliden las plazas. «Cada día se incorporan ayuntamientos al proceso», recalcó. Los consistorios, resaltó Ángel, han tenido tres ejercicios presupuestarios para regularizar a los interinos de la policía local, según explicó el también responsable de la Agencia de Seguridad.

También destacó en este sentido que desde la Generalitat se está concienciando a los ayuntamientos que tengan interinos en la plantilla de policía local, que son los que tienen las competencias en esta materia, que consoliden las plazas antes de que finalice el año.

Más