Los médicos reclaman que neuropediatras recuperen la asistencia a niños con autismo

Los médicos reclaman que neuropediatras recuperen la asistencia a niños con autismo

Los facultativos advierten de que las familias «están desamparadas sin un tratamiento adecuado»

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

El Sindicato Médico de la Comunitat (CESM-CV) ha solicitado a la Conselleria de Sanidad que los neuropediatras recuperen la atención a niños con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) en lugar de ser derivados a las Unidades de Salud Mental Infantil. En la actualidad, el TEA afecta a 1 de cada 90 niños, con casos desde el grado mínimo hasta el más severo.

«Hasta hace unos años, los neuropediatras analizaban cada caso y llevaban el seguimiento, derivando a los pequeños a centros especiales concertados con sus correspondientes psicopedagogos, logopedas y fisioterapeutas. Con el nuevo protocolo de atención al TEA estos centros concertados desaparecen y el tratamiento pasa del ámbito sanitario a la asistencia social», lamenta el secretario general de CESM-CV, Andrés Cánovas.

Ahora, los niños con TEA o parálisis cerebral se derivan a las Unidades de Salud Mental Infantil y a los Centros de Estimulación Temprana, «que es lugar idóneo para pacientes con problemas mínimos de retraso psicomotor, por ejemplo, pero no para uno con autismo, que necesita otro tipo de atención», apunta Cánovas.

La consecuencia es que, con el nuevo modelo, que entró en vigor en 2017, los pacientes y sus familias están «desamparados», sin un tratamiento adecuado y sin los recursos que hace unos años sí tenían. «Con los centros de atención especializada, los niños primero tenían cubiertas 15 horas mensuales, que luego se rebajaron a 10 horas. Pero era un tratamiento muy específico y eficaz. Hoy las familias tienen que acudir a centros privados y costearse estos tratamientos, que suelen ser muy caros», explica Cánovas.

El Sindicato Médico pide que los neuropediatras recuperen las competencias para el tratamiento de los niños autistas, con el apoyo de Psiquiatría. «La Comunidad Valenciana ha pasado de ser un referente en detección precoz y atención a estar a la cola. Hemos perdido un tratamiento muy adecuado y eficaz para niños de hasta 6 o 7 años con autismo y parálisis cerebral», afirma.

Las familias, por su parte, han celebrado distintas protestas a las puertas del Palau de la Generalitat, precisamente, para que se derogue el nuevo modelo implantado por la Generalitat que ha reducido la atención que venían percibiendo. Las concentraciones han sido organizadas por la plataforma Defensa TEA, entidad que viene liderando las reivindicaciones de las familias.