Médicos exigen 30 medidas urgentes ante el colapso de los centros de salud

Varios usuarios acceden a un centro de salud de Valencia. / manuel molines
Varios usuarios acceden a un centro de salud de Valencia. / manuel molines

Aumentar las plantillas, cribar los casos de riesgo, mejorar el uso de fármacos y un plan de sustituciones, algunas de las peticiones del sector

D. GUINDO

valencia. Treinta modificaciones «mínimas pero urgentes» que van desde el aumento de plantillas hasta la reducción de las tareas burocráticas a las que hace frente el personal sanitario. Esto es lo que necesitan los centros de salud para atajar la creciente saturación que sufren estas instalaciones sanitarias y que ha derivado en varias protestas a las puertas de los ambulatorios, en los que los facultativos exigen cupos de pacientes más reducidos y más tiempo para poder atenderlos. Y así lo demandó ayer el Foro de la Atención Primaria, de la que forman parte importantes sociedades médicas y sindicales.

En concreto, los representantes de las ocho organizaciones que conforman el foro presentaron ayer un documento con una treintena de medidas «para salvaguardar la Atención Primaria en nuestro país y resolver los problemas más urgentes a los que se enfrenta dirigido a los responsables de los gobiernos autonómicos». Estas propuestas «han sido ignoradas» por el Ministerio de Sanidad en su Marco Estratégico para la Atención Primaria de Salud, de ahí que facultativos de familia y pediatras quieran que sus propuestas se hagan públicas para que lleguen a los gobiernos autonómicos, entre ellos el valenciano.

Entre otras medidas, las entidades solicitan actualizar la cartera de servicios, proporcionando especial atención a la dependencia y la cronicidad; establecer criterios de calidad para cada servicio; incrementar de forma progresiva los presupuestos, el equipamiento y las infraestructuras; aumentar plantillas para, por ejemplo, que cada unidad básica esté conformada por un médico y un enfermero; planes de sustituciones; incorporar a residentes a las bolsas de empleo y la mejora del acceso de los profesionales a los datos que necesiten. También piden que los servicios de salud autonómicos habiliten «los recursos y medios adecuados para que las demandas de atención no urgente se atiendan por unos profesionales sanitarios en un plazo no superior a 48 horas». Mayor coordinación clínica en la utilización medicamentos, reducción del uso inadecuado de fármacos, programas de cribado poblacional de cáncer y patologías crónicas para detectar a «la población diana» e incorporar la Medicina Familiar y Comunitaria como área de conocimiento en los planes de estudio, especialmente la pediatría de Atención Primaria, así como hacer este ámbito más atractivo para los futuros profesionales son otras de las iniciativas que maneja el foro.

Las propuestas de los sanitarios no fueron incluidas en el marco estratégico estatal

Precisamente, la atención a los más pequeños es una de las cuestiones en las que pusieron el acento. Al respecto, la presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, la doctora Concha Sánchez Pina, subrayó que «para salvar el modelo español de asistencia infantil las autoridades autonómicas competentes deben priorizar, durante los próximos diez años, la contratación de los pediatras en el primer nivel asistencial, hasta que se asegure el recambio generacional».

Por su parte, Gabriel del Pozo, vicesecretario General de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, recordó que «los drásticos recortes que ha sufrido el sector se reflejan en la insoportable sobrecarga laboral de los profesionales y en el incremento de las demoras en las citas para atender a los pacientes» y lamentó que «el 45% de los profesionales sobrepasa con creces el límite de pacientes asignados (1.500), a partir del cual existe consenso en que no es posible prestar una asistencia de calidad».

Más