Médicos ya barajan ir a la huelga tras meses sin refuerzos de Sanidad

Los sanitarios realizan hoy concentraciones ante sus centros para reclamar más medios materiales y humanos que mantengan la calidad asistencial

EFE VALENCIA.

Los médicos de Atención Primaria se concentrarán hoy ante sus centros para exigir la implicación de Sanidad con este nivel asistencial, una protesta convocada por el sindicato médico CESMCV-SAE, que ha advertido de que «está más cerca» la celebración de una huelga ante la «falta de respuesta» de la Administración. Las concentraciones serán de diez minutos de duración, se celebrarán a las 12 y a las 18 horas para reclamar más medios materiales y humanos para mantener la calidad asistencial y se suman a las ya realizadas los pasados 28 de marzo y 4 de abril.

«En el horizonte aparece cada vez con mayor nitidez la convocatoria de huelga, ya que la falta de respuesta de la Conselleria de Sanidad ante nuestras peticiones es alarmante», afirma Andrés Cánovas, secretario general del CESM-CV. Para Cánovas, «los médicos y el resto de profesionales de la sanidad pública valenciana siempre hemos dado la cara por la ciudadanía y, gracias a nuestro esfuerzo, se ha mantenido la calidad asistencial».

«Pero nuestra labor se complica cada vez más por la falta de medios y, en vez de ayudarnos, la Conselleria sigue con una inacción impropia de la magnitud del problema», afirma. En su opinión, «no se puede achacar esa falta de respuesta a la cercanía de las elecciones, ya que han tenido una legislatura para poder dar soluciones definitivas y consensuadas y se han limitado a parches insuficientes». Respecto a la convocatoria de huelga, considera que tras la celebración de estas tres jornadas de movilizaciones, «llega el tiempo de una profunda reflexión y, si es la respuesta demandada por el colectivo, no dudaremos en emplearla».

CESMCV-SAE ha elaborado un decálogo de exigencias para la dignificación de la Atención Primaria en la Comunitat, que obedecen a la necesidad de «adoptar soluciones serias y realistas en defensa de la sanidad pública y del profesional» ante lo que el sindicato considera «el progresivo deterioro y abandono de Atención Primaria al que se ha llegado en los últimos años».

Según Cánovas, esta situación ha sido provocada «por el continuo recorte de recursos que ha padecido especialmente este nivel asistencial». Entre las medidas contempladas, destacan la necesidad de un presupuesto finalista correspondiente al 25 % del total consignado a Sanidad, cupos de 1.300 pacientes para los médicos de familia y 900 para pediatras, y tiempos adecuados para la atención a pacientes. Asimismo, se apuesta por la creación de una Dirección General de Atención Primaria para mejorar la coordinación de este nivel, de la cual dependerían directamente las Direcciones de Atención Primaria. También se exige que se garantice que la atención urgente no interfiera en la actividad programada y, para ello, «se deberán habilitar dispositivos de urgencias extrahospitalarias las 24 horas o integración de los facultativos de Atención Continuada en los EAP para que asuman la demanda no programada».

Más