Un médico, un enfermero y dos ambulancias en el suceso

Aena califica el incidente de «emergencia parcial», por lo que se movilizaron medios de extinción de incendios y sanitarios propios del aeropuerto

D. GUINDO

valencia. La Conselleria de Sanidad, a través del servicio de emergencias 112, envió al aeropuerto dos ambulancias de Soporte Vital Básico (SVB), así como a un médico y un enfermero de Atención Primaria del centro de salud de Manises, según confirmaron ayer fuentes del departamento. Por su parte, desde Aena precisaron que, en el caso del lunes, se declaró «emergencia parcial, que moviliza a medios internos del aeropuerto, entre los que se encuentra el servicio de extinción de incendios, asistencia sanitaria, compañía y/o agente handling y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado».

En la actualidad, añadieron desde Aena, el aeropuerto de Manises cuenta con un equipo de «cinco técnicos de medicina aeroportuaria» que prestan servicio en horario de 04.30 a 00.30 horas de manera ininterrumpida.

La normativa aplicable en materia de asistencia sanitaria en los aeropuertos la establece la Organización de Aviación Civil Internacional, según Aena, y esta normativa hace referencia tanto a lo relativo a primeros auxilios como a acuerdos para el traslado a centros médicos.

En la normativa se establece la necesidad de contar con los debidos mecanismos para el traslado inmediato de los casos más graves a servicios de atención médica competente y permite distinguir, en función del tráfico de los aeropuertos, la forma de prestar este servicio.

«Todos los aeropuertos de la red de Aena tienen garantizados los primeros auxilios y el traslado a centros médicos, bien mediante asistencia presencial en el propio aeropuerto o mediante acuerdos o convenios con entidades sanitarias locales», apuntaron.

La atención a los afectados debe ser abordada por la plantilla de la compañía o el agente handling contratado. La gestora aseguró que había varios responsables y personal de seguridad del aeropuerto en la sala y que se repartieron bocadillos, lo que contradice los testimonios.