La Marina, la Ribera y la Safor superan el examen del agua

Los ayuntamientos señalan que hace años que no han tenido que cerrar ningún tramo por la presencia de vertidos

DELEGACIONESVALENCIA.

Las playas de las comarcas situadas al sur de la provincia de Valencia se encuentran en buen estado al inicio de la temporada estival.

En la Marina Alta cuentan con una excelente calidad del agua, según todos los ayuntamientos de la zona consultados. Todos los análisis han dado buenos resultados y tanto lavapiés como las instalaciones están preparadas para la temporada alta.

Xàbia, como en anteriores años, limitará el acceso rodado a la cala de la Granadella y, a partir de agosto, también lo hará en la cala de la Barraca. El Ayuntamiento pretende así evitar la aglomeración de vehículos así como de turistas. La cala de Ambolo, clausurada desde hace más de una década, se mantiene cerrada por riesgo de desprendimientos, que se acrecentó desde el pasado temporal.

Dénia, a falta de las últimas tareas de limpiezas en la zona de l'Almadrava, tiene su costa lista y con las aguas en buenas condiciones. El equipo de socorristas, a cargo de Cruz Roja, ha intensificado su labor desde primeros de julio y los accesos a las playas están preparados para todas las calas de la capital de la Marina.

Por su parte, en el litoral de Calp se está procediendo a la retirada de las algas de la orilla para mayor disfrute de los bañistas, tarea que continuará durante los próximos días. Sus calas llevan preparadas desde inicios del mes, en previsión de la importante llegada de los turistas que se espera para mediados de julio.

El estado de las aguas en las playas de la comarca de la Ribera es bueno según los análisis realizados de manera periódica. Desde el Ayuntamiento de Sueca explicaron que el estado de la arena y el agua es buena según los últimos análisis.

Desde el Ayuntamiento de Cullera recordaron que nunca han tenido que cerrar una playa por la mala calidad del agua.

El edil de Servicios Básicos del Ayuntamiento de Gandia, Miguel Ángel Picornell, apuntó que este año la calidad de las aguas es muy buena. Indicó que no existe ningún problema en la costa de la capital de la Safor, al igual que en los últimos años donde en ningún momento se ha tenido que cerrar ningún tramo de la costa.