«Los manteros campan a sus anchas como los últimos años»

P. M.VALENCIA

«Este verano ocurre lo de siempre, que los manteros campan a sus anchas», observó ayer un comerciantes a la hora de analizar los datos de incautaciones. Algunas zonas se convertido en crónicas de esta lacra, como ha denunciado varias veces la asociación de comerciantes del centro.

«Ocurre igual que en los últimos años, de vez en cuando se hace un operativo para decomisar productos falsificados y que venden sin licencia, pero no es suficiente, no están machacando», añadieron. Fuentes de la entidad indicaron que la posición del gobierno municipal «debe ser más firme».

En las últimas semanas está siendo noticia las críticas de los vendedores ambulantes que trabajan los domingos en el mercadillo que se extiende desde el Mercado Central hasta las inmediaciones de la Lonja. En la calle Calabazas, uno de los ramales de las paradas, los manteros «disponen todas las mercancías sobre las sábanas sin ninguna traba. Bolsos, colonias, monederos y falsificaciones de todo tipo para los que quieran comprar, aunque eso perjudique al pequeño comercio», dijeron.