Luis Vives, siete años en el olvido

Luis Vives, siete años en el olvido

El colegio mayor sigue sin uso aunque la UV anunció su rehabilitación para este verano

valencia. Flanqueado por árboles asilvestrados, dentro de esa especie de jungla urbana en que se convierte la avenida Blasco Ibáñez bajo la sombra de los magnolios moribundos, y a tiro de piedra de centros neurálgicos como los aularios de la Universitat de València o Mestalla, el colegio mayor Luis Vives cumple ahora un triste aniversario: siete años cerrado a cal y canto, sus puertas selladas por informes especializados que alertan de la difícil situación estructural del inmueble. Hace dos años, la okupación del edificio devolvió a primer plano el estado del Luis Vives, pero el tiempo enterró de nuevo su futuro sin que haya noticias del proyecto de rehabilitación que la universidad anunció el pasado año. En teoría las obras iban a comenzar este verano, pero fuentes de Rectorado confirmaron ayer que se retrasarán porque todavía se están consiguiendo los permisos necesarios.

El grupo municipal popular reclamó ayer que el Consistorio y la Universitat, en colaboración con la Generalitat, tomen la iniciativa para llevar adelante la rehabilitación y apertura del edificio. La portavoz del PP, María José Catalá, explicó que no es justificable que este edificio, perteneciente al patrimonio histórico-artístico de la ciudad como Bien de Relevancia Local, y con 60 años de existencia, se mantenga cerrado con el riesgo de que puede ser de nuevo ocupado.

Catalá lamentó la «inacción y el desinterés» que está mostrando el gobierno del alcalde Joan Ribó en recuperar un edificio «muy vinculado a la vida cultural y universitaria de la ciudad, y de gran belleza arquitectónica». La portavoz afeó al bipartito que se amparen «en que el edificio se encuentre en un gran estado de deterioro». «La Generalitat Valenciana, la Universidad y el Ayuntamiento no pueden ni deben seguir ignorando esta lamentable situación, mientras el edificio se deteriora progresivamente víctima del paso del tiempo», dijo Catalá.

Sin embargo, según fuentes de Rectorado, poco tiene que decir el Consistorio respecto a los usos que dé la UV del edificio, que es propiedad suya. Aunque las obras aún no han comenzado, las mismas fuentes destacaron que los permisos «se están tramitando». «Hay que pedir autorización a la conselleria, las licencias... es un trabajo arduo», señalaron. Así las cosas, los trabajos no comenzarán este verano como estaba previsto. El edificio se convertirá en un espacio para estudiantes, aunque no volverá a ser un colegio mayor.

El PP quiere «que el Luis Vives recupere la actividad, el dinamismo y el potencial que siempre lo han caracterizado». Por eso, desde el grupo municipal popular proponen reabrir el colegio como residencia «concibiéndolo igualmente como un gran centro cultural de referencia para la sociedad valenciana, garantizando así la continuidad de las funciones y servicios para los que fue concebido originalmente». Los populares también ponen encima de la mesa, «retirando nuestro respeto a la autonomía de la Universitat de València», dicen, la posibilidad de que el edificio aproveche «su carácter polivalente para convertirlo también en un centro para la recepción de estudiantes Erasmus y como polo de atracción de talento internacional, albergando a investigadores procedentes del extranjero».

Otra de las propuestas pasa por programar en el Luis Vives «actividades culturales como las que se realizaban históricamente en el colegio mayor, tales como tertulias, conciertos, exposiciones, conferencias, mesas redondas, proyecciones, cine fórums y un largo etcétera, para recuperar así su función como espacio abierto a toda la ciudadanía para la creación, intercambio y transmisión de ideas y cultura».

Finalmente, la batería de propuestas del PP en el Ayuntamiento de Valencia insiste en la necesidad de garantizar, «para el caso de que se acometiera en un futuro cualquier proyecto de rehabilitación del inmueble por parte de la universidad», que se respete tanto la estructura como los detalles constructivos del edificio, de acuerdo con su condición de BRL.

Más