Luis Montoro, catedrático de Seguridad Vial de la UV: «En España faltan tres mil guardias civiles de tráfico»

Luis Montoro, catedrático de la UV y presidente de Fesival. / irene marsilla
Luis Montoro, catedrático de la UV y presidente de Fesival. / irene marsilla

El experto lamenta que los controles de alcohol y drogas son insuficientes y alerta del mayor riesgo para la conducción en verano en la Comunitat

J. A. MARRAHÍVALENCIA.

El verano ha arrancado y la Comunitat espera 18 millones de desplazamientos en la época con más víctimas en el asfalto. La DGT anunció el jueves casi un millón de controles de alcoholemia, más radares y 300 agentes más que el año pasado. Luis Montoro, presidente de la Fundación Española para la Seguridad (FESIVAL) y catedrático de la UV, aporta su visión sobre los mayores riesgos en época estival y las claves para el gran reto: que no nos dejemos la vida en la carretera como las 36 víctimas en la Comunitat en el primer semestre del año.

-¿Qué explica que las muertes y heridos repunten en esta época?

-La Comunitat tienen un fuerte atractivo turístico y la afluencia masiva afecta de manera brutal a todo el sistema vial. Tramos que se congestionan, gran cantidad de viajes nocturnos de ocio que provocan muchos accidentes con una letalidad cuatro veces mayor que los diurnos, más alcohol y drogas, viajan muchos jóvenes en un sólo coche que es precisamente cuando más posibilidades hay de accidente... el conductor quiere mostrar sus habilidades a los demás. Y se usa menos el cinturón porque se hacen distancias cortas a lugares de ocio, se circula más por carreteras secundarias, las más peligrosas. Lo mejor sería hacer campañas específicas sobre estos y otros riesgos del verano para que los conductores supieran cómo, cuándo y porqué se producen los accidentes. Pero casi no hay campañas veraniegas de información o formación.

«Los accidentes nocturnos en verano son cuatro veces más letales que los diurnos», alerta

-¿En qué debería incidir la DGT?

En cuatro factores. El teléfono móvil que está detrás del 25% de los accidentes de los conductores y peatones. El alcohol provoca el 20% de los accidentes. También en los desplazamientos por la noche. En ellos se reduce la agudeza visual en un 70% y la captación de la profundidad puede llegar a ser 7 veces menor. La velocidad está relacionada con el 20% de los siniestros y encima el uso del cinturón, que disminuye en más de un 50% la posibilidad de muerte, se usa menos en verano. Sólo atendiendo a estos factores de riesgo se evitaría más del 60% de las muertes.

-Más allá de la reducción a 90 km/h, ¿cree que nuestras carreteras están en buen estado para asumir el aluvión estival?

-Es evidente que pueden ser mejorables en trazado, firme y especialmente en señalización. Hay muchas señales que no cumplen sus principios de ser visibles, legibles, creíbles e inteligibles. Pero los estudios son claros y contundentes: entre el 70 y el 90% de los accidentes son debidos a un error humano y esto básicamente se evita con formación, primero, y con control policial, después. Y en esto queda mucho por hacer. En concreto en relación con la formación, de 31 países de Europa que hemos estudiado en la Universitat, sólo seis no tienen formación obligatoria para sacarse un permiso. España es uno de ellos.

-Ante las conductas de riesgo, ¿hay suficientes guardias civiles en esta época de más salidas nocturnas, alcohol y drogas?

-Decididamente no. En España, en total, hay algo más de 9.000 agentes de la Guardia Civil de Tráfico, cuando debería haber más de 12.000. Hay al respecto un dato poco conocido: cuando ha habido huelgas de la policía de tráfico en algunos países de Europa se han incrementado de manera alarmante los accidentes viales y también la gravedad de los mismos. Cumplir y hacer cumplir la norma es lo único que nos garantiza saber qué van a hacer los demás cuando conducen y poder evitar el accidente. Aquí lo que está en juego es la vida y si no se respetan las reglas, la muerte. ¿Control del consumo de alcohol? Es muy preocupante, por falta de medios, los pocos controles que tenemos de alcohol o drogas. Hay conductores con 20, 30, 40 años de permiso de conducir que han tenido sólo tres o cuatro controles en su vida. O incluso ninguno. Es trágico que te cuides (deporte, comida, no fumar, médicos...) para que venga otro bebido y te mate en un segundo. El riesgo percibido de que te lleguen a hacer un control en España es 30 veces menor que en Inglaterra u Holanda. Por eso allí tienen mucho cuidado de beber y conducir. Igual que la velocidad. En Londres hay 400 radares fijos, la mitad que en toda España. Saquemos conclusiones.