La lucha valenciana contra la soledad en los hospitales

La organización también reúne a los usuarios en fechas señaladas para compartirlas. / lp
La organización también reúne a los usuarios en fechas señaladas para compartirlas. / lp

Fundación Proyecto Senior busca mitigar el aislamiento que más de diez mil mayores sufren en la capital del Turia | La entidad ofrece un acompañamiento hospitalario para apoyar a decenas de ancianos que se han distanciado de familia y amigos

A. CORTÉS

Valencia. Desde hace siete años, la Fundación Proyecto Senior asiste de manera gratuita a más de un centenar de personas mayores que padecen soledad en Valencia. Recientemente, han incluido dentro de sus servicios el acompañamiento en hospitales, centros de salud y residencias para que la asistencia médica sea una rutina más afable y menos solitaria para ellos. Su objetivo es luchar contra el creciente descuido al mayor, que en el pasado era el eje de toda vida familiar.

Los voluntarios del proyecto acuden a los centros médicos junto con el anciano, le hacen compañía en su habitación si está hospitalizado o relevan a sus cuidadores para que estos descansen un par de horas. Asimismo, les acompañan durante curas delicadas como pueden ser las sesiones de quimioterapia. Colaboran con los hospitales de La Fe, el Clínico, el General, el Doctor Peset y el Arnau de Vilanova; así como en sus centros de salud asociados. En el caso de las residencias, la asociación funciona como apoyo afectivo al ingresado, por tanto, complementan las labores asistenciales del personal allí contratado.

La entidad se enfrenta cada año a más peticiones de ayuda. «Llegan muchos ancianos que han perdido el contacto con sus familias o cuyos hijos están demasiado ocupados para atenderles. Se sienten muy solos», relata Teresa, una joven trabajadora de la asociación. Cabe recordar que en Valencia, según datos del sector y del Ayuntamiento, hay unos 13.000 ancianos que viven y se sienten solos.

Además de esta actividad en la esfera sanitaria, los voluntarios visitan una vez a la semana el hogar de los ancianos que forman parte del proyecto, quebrando así ese aislamiento. El año pasado, la Fundación Proyecto Senior combatió el desamparo de 158 personas en su paso por el hospital.