Las lluvias y las temperaturas más suaves disparan el riesgo del mosquito tigre

El PP critica las escasas ayudas de la administración para frenar el desarrollo de la plaga

J. SANCHIS

valencia. La propagación del mosquito tigre continúa imparable por la Comunitat. Cada vez se localiza en un mayor número de municipios valencianos. Además, las condiciones climatológicas se están aliando con este insecto. Las últimas lluvias y la bajada de las temperaturas hasta valores no tan extremos están favoreciendo la propagación del díptero, según explican los expertos.

El portavoz de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), David Bravo, señaló que las lluvias del pasado domingo y lunes en la Comunitat favorecen la proliferación del mosquito tigre. «Basta el agua acumulada en el plato de comida para el perro, para que se reproduzca», explica el experto y añade que el tamaño ideal para el insecto es el de un bidón «y de ahí hacia abajo».

Las lluvias acumuladas durante los últimos días no han sido muy importantes, pero han sido suficientes para facilitar el ciclo vital del mosquito tigre. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la cantidad máxima que se recogió fueron 16,2 litros por metro cuadrado en Vilafranca del Cid.

Vecinos de Sueca y Cullera denuncian la presencia de la pulga de agua en las piscinas

También una disminución de las temperaturas favorece la proliferación del mosquito tigre que prefiere los ambientes húmedos y con unas temperaturas no extremadamente calurosas, en el entorno de los 25 grados, propio de los ambientes tropicales de los que proviene.

En la Comunitat, tras el alza de los termómetros del último fin de semana, las temperaturas han llegado a descender hasta diez grados, una suavización que también es favorable a la difusión del díptero.

Las escasas necesidades del mosquito tigre favorecen su proliferación. Unas pocas gotas de agua en el plato de una maceta bastan para que se inicie su ciclo vital por lo que es bastante complicado su control y necesita de un seguimiento continuo y prolongado.

El Consell concede ayudas para el control de esta plaga. Las ayudas de 400.000 euros a repartir entre todos los ayuntamientos que lo soliciten ha provocado fuertes críticas. Los expertos denuncian el retraso en la convocatoria y la existencia de requisitos que dificultan el acceso a las ayudas, como la necesidad de tener un plan de igualdad.

El PP se ha sumado a las críticas. El diputado en Les Corts Miguel Barrachina ha señalado que los ayuntamientos de Castellón únicamente han recibido 300 euros de media para luchar contra esta plaga. Para el parlamentario se trata de una muestra más del «boicot» del Consell a las medidas para frenar la presencia del mosquito tigre. «Mientras la izquierda se sube los sueldos de forma histórica, se incrementan los asesores, son incapaces de aplicar tratamientos efectivos contra los mosquitos», afirmó.

Por otro lado, vecinos de Sueca y Cullera han denunciado que en los últimos días ha aumentado la presencia de la pulga de agua que está provocando picaduras molestas en piscinas, mayoritariamente particulares. Desde el Ayuntamiento de Sueca explicaron que tras detectar la aparición de estos insectos han realizado un tratamiento «que parece que funciona».

Más