La llegada de turistas extranjeros a la Comunitat registra el mayor descenso de los últimos ocho años