El PP lanza una campaña para recoger denuncias anónimas de adoctrinamiento en las aulas

El PP lanza una campaña para recoger denuncias anónimas de adoctrinamiento en las aulas

Todas las que reciban se verificarán, garantizando el anonimato, y la información «no se utilizará como arma arrojadiza»

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

El PPCV ha presentado esta mañana su campaña 'No más adoctrinamiento en las aulas', una iniciativa que permite a alumnos, familias y docentes trasladar al partido denuncias anónimas sobre prácticas ilegales con vinculaciones políticas en el ámbito educativo.

Tal y como ha explicado la responsable de Educación, Beatriz Gascó, todas las que reciban se verificarán, garantizando el anonimato, y la información «no se utilizará como arma arrojadiza», sino que se intentará ayudar al remitente buscando una solución o pidiendo explicaciones, por ejemplo mediante preguntas en Les Corts sobre qué medidas se han tomado, si ha actuado la inspección –a los que ha defendido ante el «vaciado» de sus atribuciones– o si se han recibido denuncias de otros miembros de la comunidad educativa.

Cualquier persona puede acceder al formulario a través de la página web del partido, donde aparece una introducción donde se asevera que «el gobierno de Ximo Puig y Mónica Oltra pretende adoctrinar desde la educación a los jóvenes valencianos, una batalla en la que desde el PPCV no vamos a dejar de alzar la voz para frenar sus sectarias intenciones». También se añade que «en la denuncia no estás solo». Se pide un nombre, localidad, email, centro escolar y una descripción de la queja. Con esta información desde la vicesecretaría de Educación contactarán con el promotor para iniciar las actuaciones pertinentes.

Durante la rueda de prensa de presentación tanto la diputada Gascó como el vicesecretario de Comunicación Jaume Bronchud han reiterado que no se pretende atacar al colectivo docente, insistiendo en agradecer «su vocación, entrega e imparcialidad» en la inmensa mayoría de los casos, aunque Gascó ha dicho que «para evitar generalizaciones hay que detectar a los malos profesionales». Bronchud ha señalado, en este sentido, que denunciarán «el uso de algunos centros como subsedes políticas».

La diputada se ha referido a casos polémicos ya conocidos, como la agenda distribuida en comarcas alicantinas donde además del mapa dialectal del catalán aparecían textos en los que se instaba al alumno a «respetar la lengua catalana» y a no utilizar castellanismos, además de explicar el decreto plurilingüe ya derogado, o a la venta de lotería de Escola Valenciana en los centros públicos. «No es culpa de los docentes, ni de los inspectores, es culpa del conseller que campen a sus anchas personas afines a su ideología catalanista y separatista», ha defendido Gascó, tras criticar que las actuaciones de la administración en los casos denunciados (muchos de ellos desde Les Corts) han sido inexistentes, lo que en parte justifica la nueva campaña.

«Nos ponemos a disposición de la comunidad educativa en defensa de una educación plural y en libertad», ha destacado Bronchud.

Fotos

Vídeos