La Junta ataca a la Fiscalía y habla de «una mano negra»

EPVALENCIA.

La Junta de Desagüe de la Albufera calificó ayer de «incomprensible» la posición de Fiscalía de mantener causas abiertas por el descenso de los niveles de agua del lago, y aseguró que hay «una mano negra» y un «celo profesional exagerado», al tiempo que defendió que están cumpliendo «a rajatabla» con esos niveles y que siempre les han trasladado que el ministerio fiscal está satisfecho con sus actuaciones.

«Es difícil entender que por una 'presunta' bajada de nivel de algún día determinado (por cierto, son filtraciones interesadas de datos internos) se alarme en todos los medios, cuando estamos durante un mes con playas cerradas a todos los valencianos y a los turistas, causando un daño irreparable al turismo y a la salud, y afectando a tres municipios y no conocemos ninguna denuncia a los respectivos y responsables políticos de los municipios afectados», apuntó la Junta en un comunicado.

En cambio, sostuvieron que con este organismo «ha habido un celo profesional exagerado». «Es incomprensible que la Fiscalía mantenga causas abiertas, cuando venimos cumpliendo a rajatabla con los niveles y el presidente de la Junta tanto en sesiones ordinarias como en Junta General nos ha comunicado que la Fiscalía estaba muy contenta con nuestras actuaciones, y así consta en las actas», añadió.

Apuntó que lo que se pretende es la «desaparición de una institución inmemorial». Además, invitó a la Fiscalía «a visitar y conocer la Junta de Desagüe» porque «somos los primeros interesados de su buen funcionamiento». «Somos responsables del desagüe al mar, pero no del estado del lago», insistió.