El juicio de paternidad del supuesto hijo valenciano de Julio Iglesias se celebra a puerta cerrada

Javier Sánchez-Santos, presunto hijo de Julio Iglesias, en la Ciudad de la Justicia de Valencia. /EFE
Javier Sánchez-Santos, presunto hijo de Julio Iglesias, en la Ciudad de la Justicia de Valencia. / EFE

Las partes están citadas el 30 de mayo y será así para garantizar la intimidad de los implicados

EUROPA PRESSValencia

El juicio en el que se deberá esclarecer la presunta paternidad de Julio Iglesias sobre el valenciano Javier Sánchez, que reclama ser reconocido como hijo del cantante, se celebrará a puerta cerrada el próximo 30 de mayo a las 09.00 horas en la Ciudad de la Justicia de Valencia.

La vista se celebrará en la sala de vistas número 14 de los juzgados de la capital valenciana a puerta cerrada «a fin de garantizar la protección de la intimidad y vida privada de las partes«, según se recoge en una providencia dictada el pasado 21 de marzo por el magistrado y facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que reitera lo ya acordado en otra con fecha 28 de diciembre de 2018.

Asimismo, el juzgado ha dado cinco días de plazo a las partes para que le indiquen nuevamente qué peritos o testigos proponen para comparecer en la vista oral a fin de citarles.

El juez ya señaló este juicio para el pasado 4 de marzo, pero posteriormente lo aplazó sin fecha y pidió que se practicara una prueba de ADN de Javier Sánchez y de su padrastro, actual exmarido de su madre, y que figuró como progenitor registral, que no biológico.

El juez creía conveniente que se realizara una prueba oficial, con todas las garantías y a través de médicos forenses para descartar que Javier Sánchez fuera hijo de su padrastro. El letrado de Sánchez indicó posteriormente que dicho análisis de ADN dio como resultado un «no rotundo» a la filiación de ambos.

Por otra parte, el pasado 12 de febrero el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia rechazó la práctica de una prueba biológica a los hijos de Julio Iglesias para compararlas con el ADN del valenciano Javier Sánchez.

Sánchez, de 43 años, presentó una demanda de filiación contra Julio Iglesias en septiembre de 2017 después de que una prueba que la defensa realizó de forma particular con restos extraídos de la basura de uno de los hijos del cantante atribuyera al intérprete la paternidad de Javier Sánchez en un 99 por ciento.

Sánchez fue reconocido en 1992 por un juzgado de Valencia como hijo de Julio Iglesias. Sin embargo, posteriormente la Audiencia provincial, en una sentencia ratificada por el Supremo, revocó esa declaración al entender que el hecho de que el intérprete no se hubiera sometido a la prueba de paternidad no era motivo suficiente para declarar ese vínculo entre ellos.

Más sobre el tema