La jubilación de 2.000 médicos en cinco años agravará la falta de especialistas

Usuarios en el acceso al centro de especialidades de Monteolivete en Valencia, en una imagen de archivo. /IRENE MARSILLA
Usuarios en el acceso al centro de especialidades de Monteolivete en Valencia, en una imagen de archivo. / IRENE MARSILLA

Los facultativos atienden ya al doble de pacientes de lo recomendable y Sanidad activa un plan para agilizar las pruebas diagnósticas

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

«Por primera vez, la Conselleria de Sanidad ha activado un plan para agilizar las pruebas diagnósticas, pero faltan especialistas para llevarlas a cabo, una situación que se agravará con la jubilación de más de 2.000 de estos profesionales en los próximos cinco o diez años». El secretario general del Sindicato Médico CESM-CV, Andrés Cánovas, alerta sobre la problemática que, en la actualidad, sufren las consultas especializadas, con un alto grado de saturación que empeorará en los próximos ejercicios si las administraciones, central y autonómica, no tomas cartas en el asunto. En estos momentos, estos facultativos pasan consulta al doble de pacientes al día de lo deseable para una buena atención. «En la mayoría de especialidades visitamos cada día a entre 30 y 40 pacientes, cuando lo ideal serían entre 15 y 20», lamenta, al respecto, Cánovas. En esta línea, explica que especialidades como Neurología, Traumatología y Cardiología, entre otras, que requieren exploraciones complejas, necesitan de un tiempo mínimo de 15 minutos por paciente. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que una consulta médica dure, como mínimo, alrededor de un cuarto de hora -sin distinguir entre consulta general o especializada -, mientras que expertos en este ámbito sanitario apuntan que, en función de la especialidad, lo recomendable oscila entre los 15 y los 60 minutos.

Más sobre Sanidad

Esta situación, sumado a que la Comunitat cerró el ejercicio 2017 con 232.524 pacientes en lista de espera en las consultas especializadas, las mayores demoras en los últimos tres años, hizo que la Conselleria de Sanidad ampliara su modelo de autoconcierto -incentivar la realización de operaciones quirúrgicas por las tardes y fines de semana- también a distintas pruebas diagnósticas, con el objetivo de reducir las esperas y agilizar las pruebas. «Pero faltan especialistas para hacerlas», sentencia el portavoz.

En esta línea, recuerda que «hace años, si pedías una ecografía urgente, la tenías en una hora. Ahora no nos permiten pedir ecografías urgentes, sólo preferentes, que pueden tardar entre tres y cuatro meses. Por eso han hecho estos planes contra las listas de espera diagnósticas. Hay un problema real de funcionamiento», agrega. Cánovas, al respecto, pone otro ejemplo relevante. En la actualidad, en los centros sanitarios valencianos, 193 plazas de pediatra están ocupadas por médicos de familia -por la falta, precisamente, de pediatras especializados-, por lo que calcula que harían falta 300 de estos profesionales para Atención Primaria y entre 300 y 400 para los centros hospitalarios para mejorar la atención sanitaria hacia los más pequeños.

Y el futuro no tiene visos de resolver la situación, sino todo lo contrario. «A eso hay que sumar que en los próximos cinco o diez años cumplirán 70 más de 2.000 especialistas -entre 20.000 y 25.000 en toda España-, mientras que apenas salen 6.000 plazas al año de residentes, tanto de médicos especialistas como de familia, en todo el territorio nacional. Y de estos nuevos médicos, entre 2.500 y 3.500 se van a trabajar al extranjero entre uno y tres años, según los estudios que manejamos, por lo que apenas habrá relevo. No hay recambio, los residentes que salen no son suficientes», lamenta Cánovas.

Exportar médicos

Ante esta situación, el portavoz sindical destaca que tanto la Comunitat como el resto de regiones españolas se van a ver obligadas a importar médicos especialistas del extranjero, sobre todo de Latinoamérica. De hecho, señala, se ha puesto ya en funcionamiento una asociación de médicos hispanoamericanos que reclama que se homologuen los títulos con más celeridad. Sin embargo, Cánovas subraya que la formación de estos médicos es distinta a la que reciben, en la actualidad, los facultativos españoles, unos profesionales «que son muy buscados» en otros países.

Para el secretario general del Sindicato Médico, la única solución pasa por ofrecer un tratamiento diferente a los facultativos españoles con el objetivo de que no se vean tan tentados por abandonar el país y buscar un futuro laboral mejor en el extranjero. También opina que, al igual que ocurre en el Reino Unido, se debería estudiar la posibilidad de que los títulos de las especialidades los gestionen las sociedades científicas, y no el ministerio como ocurre en la actualidad.

Por último, desde el Sindicato Médico abogan también por reestructurar el sistema y repartir mejor a los especialistas en los centros sanitarios periféricos. «Tenemos acuerdos firmados que no se cumplen y seguimos encontrándonos con la inoperancia de la Conselleria de Sanidad con respecto a este problema», resume Cánovas, que, en general, reclama un incremento de los recursos humanos y materiales en la sanidad pública.

Doctores de Madrid y Andalucía vuelven a convocar protestas a partir del miércoles

Los médicos de Atención Primaria de Madrid y Andalucía han convocado nuevas movilizaciones para el próximo miércoles con las que pretenden reclamar mejoras en los servicios, especialmente una reducción del cupo de pacientes y una ampliación del tiempo en el que pueden atender en consulta a cada usuario. Estas protestas, que irán acompañadas de un paro de 15 minutos en el caso de la región andaluza, amenazan con extenderse también a la Comunitat, donde los médicos de familia también reclaman mejoras en el servicio. De hecho, en diciembre la Conselleria de Sanidad se comprometió a presentar al colectivo médico y a los sindicatos su nuevo modelo para Atención Primaria, que debe ir acompañado de un refuerzo de recursos humanos y materiales. Sin embargo, tanto la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (SoVaMFiC) como desde el sindicato CCOO indicaron que todavía no han sido convocados oficialmente a ninguna reunión, aunque esperan que a lo largo de la semana Sanidad concrete el calendario de encuentros.

LAS CIFRAS

232.524
pacientes estaban en lista de espera para consultas especializadas al cierre de 2017.
40
pacientes llegan a atender al día los facultativos especializados, el doble de lo recomendado.
minutos, como mínimo, necesitarían para cada consulta
En algunos casos, hasta 60 minutos.
193
plazas de pediatra en la Comunitat están ocupadas por médicos de familia no especializados.

 

Fotos

Vídeos