Investigadores de La Fe vuelven a protestar por la precariedad laboral

Personal del Instituto de Investigación La Fe, en una concentración en la puerta principal del hospital celebrada a principios del mes de febrero./M. Molines
Personal del Instituto de Investigación La Fe, en una concentración en la puerta principal del hospital celebrada a principios del mes de febrero. / M. Molines

Los profesionales cuentan con el apoyo de varias asociaciones de pacientes y el colegio de biólogos

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Más de un centenar de trabajadores del Instituto de Investigación Sanitaria (IIS) La Fe de Valencia han vuelto a manifestarse hoy a las puertas del centro hospitalario acompañados de decenas de pacientes y de representantes del Colegio Oficial de Biólogos de la Comunitat. De nuevo, estos profesionales protestan por la precariedad laboral que sufren, puesto que la gran mayoría (más del 98%) cuenta con contratos temporales, en buena parte de los casos concatenados, lo que dificulta una estabilidad en el empleo que facilite el desarrollo de ensayos e investigaciones para mejorar la situación de los enfermos. También reivindican la implantación de una plantilla estructural adecuada.

En esta ocasión, coincidiendo con el Día Mundial de las Enfermedades Raras que se conmemora mañana, los profesionales han contado con el apoyo de representantes de la Federación de Asociaciones de Retinosis Pigmentaria de España (FARPE) y de la Asociación

Valenciana de la Enfermedad de Huntington (AVAEH), que respaldan sus reclamaciones y apoyan que mejoren las condiciones en el empleo para, asimismo, incrementar los estudios para combatir estas dolencias.

Precisamente, según han informado desde la Sociedad Española de Neurología, Más de un 90% de los pacientes con enfermedades raras no cuentan con tratamientos específicos para su enfermedad, lo que dificulta el día a día de estos enfermos. Actualmente, el tiempo medio para el diagnóstico de una enfermedad rara es de aproximadamente cinco años, y llega a ser superior a los 10 años en un 20% de los casos. Además, en este proceso, hasta un 50% de los pacientes reciben al menos un diagnóstico incorrecto. Por otra parte, el 47% de las personas con enfermedades poco frecuentes no disponen de ningún tipo de tratamiento y menos de un 10% cuentan con un tratamiento específico para su enfermedad, según la información proporcionada por la citada sociedad.