Los investigadores reclaman que la Universitat les prorrogue sus contratos

R. V.VALENCIA.

Los investigadores de la Universitat de València celebraron ayer una asamblea junto con los sindicatos CGT, STEPV, CCOO y CSIF, tras la que denuncian la precariedad del sector y exigen a la UV que amplíe los contratos de los que llevan tres años, tal y como posibilita el estatuto.

Según los trabajadores, esto permitiría a buena parte del colectivo continuar investigando en unas condiciones «mínimamente dignas». Denuncian que en la actualidad «varias de las personas contratadas en el marco del programa ACIF-VALi+D, financiado por la Generalitat, tendrán que finalizar su investigación estando ya en el paro». El estatuto EPIF, aprobado el pasado marzo, deja abierta la posibilidad para que la UV les conceda una prórroga de un año de su relación laboral, tal y como ya se han comprometido a hacer otras universidades españolas.

De esta forma, las condiciones de los contratos financiados por el Consell se equipararían a los de otras convocatorias, como las que financian los Ministerios de Educación, Cultura y Deportes (FPU/FPI) o la propia Universitat de València (Atracció de Talents). Desde la asamblea de investigadores apuntan que «la UV está incumpliendo también con otros puntos del EPIF, como es el caso de las mejoras salariales contempladas en el mismo». El salario de los investigadores ronda los 1.300 euros.