Investigadores de Fisabio se concentran para denunciar la precariedad laboral

Protesta frente a Fisabio/LP
Protesta frente a Fisabio / LP

Se suman a la reivindicación del personal de La Fe con acciones de protesta indefinidas: «Queremos despertar a la administración para que sepa lo que aguantamos y el trabajo que hacemos»

MAR GUADALAJARA

Con banderas, silbatos y camisetas azules bajo las batas verdes, los investigadores de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica en la Comunidad Valenciana, (Fisabio) se han concentran en la explanada del edificio en la Avenida de Cataluña para denunciar la precariedad laboral. Con una plantilla de más de 400 personas, tan solo 77 con indefinidos, así lo explican desde la institución, que se suma de forma indefinida a las acciones de protesta del personal de investigación del Hospital La Fe. Su objetivo: acabar con la precariedad laboral y establecer marcos normativos adecuados a su actividad investigadora y gestora.

«Sin ciencia no haya futuro», es el lema que llevan impreso en sus camisetas. «Estamos aguantando sueldos y contratos mucho peores que los de otros profesionales con la mitad de formación, queremos despertar a las administraciones públicas para que sepan que estamos haciendo y quiénes somos», ha asegurado Llúcia Martínez, responsable del Servicio de Secuenciación Masiva de Fisabio, un servicio central que trabaja con hospitales y centros de investigación, de ella dependen otras ocho personas, su contrato es «en fraude de ley, llevo desde 2010 con un contrato excedido de más de tres años que no refleja las funciones que estoy realizando actualmente, si mis condiciones son así de precarias, el resto de mi equipo también lo está», ha explicado.

Ambas instituciones constituyen un colectivo en el que el 89% de los contratos son temporales

Febrero empieza con turbulencias para la Consellería de Sanidad. Ayer volvieron a concentrarse en la puerta principal del centro, por segundo miércoles consecutivo, el personal del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe. Son 40 investigadoras las que esta vez han perdido su trabajo al no renovar sus contratos temporales. Hoy es el turno de Fisabio que se inicia en esta jornada, con una concentración.

Han decidido unir fuerzas y las dos instituciones van a coordinarse en los próximos días para seguir con las acciones de protesta, que desde Fisabio aseguran, serán indefinidas. Entre ambas entidades suman un colectivo de 750 personas, de las que solo 82 profesionales son indefinidos. El 89% de los contratos del personal investigador son temporales.

Tal y como explican desde el Comité de Empresa de la fundación tanto la Ley de Presupuestos Generales para 2018 del Gobierno, como la Ley autonómica de Presupuestos establecen un marco legal, al que está sujeto Fisabio, en el que aseguran, «no se respetan los derechos laborales adquiridos previamente y de forma legal por los trabajadores«.

Insisten en que no hay medidas reales para estabilizar al personal que ya superó el proceso selectivo previo, «basado en los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, y que ya adquirió la condición de indefinido. Pero denuncian que estos contratos, «revisten una forma temporal fraudulenta», ya que no se ha realizado todavía, su regulación.

Exigen a las autoridades competentes que apliquen «de forma inmediata» la Ley del Estatuto de los Trabajadores, además de medidas que reconozcan la condición de los trabajadores que ya consiguieron la condición de indefinidos, como establece la legislación laboral vigente, directamente aplicable al personal de la fundación.