La inmigración elevará la población valenciana hasta los 5,2 millones en 2033

Una madre y su hijo, refugiados, junto a la valla de una frontera./LP
Una madre y su hijo, refugiados, junto a la valla de una frontera. / LP

El crecimiento natural en la Comunitat intensificará la tendencia negativa mantenida durante los últimos años

JUAN SANCHIS

La población valenciana alcanzará los 5.236.610 habitantes en 2033 tras crecer un 5,9 %, según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el caso de mantenerse las tendencias demográficas actuales. Pero el incremento se producirá gracias a la inmigración, ya que todo a punta a que el crecimiento vegetativo (la diferencia entre los nacimientos y los fallecidos) se hundirá en línea con la tendencia de los últimos años.

Según los datos del INE, la población en España también crecerá en este periodo. Pasará de los 46.659.302 habitantes a los 49.035.077, un 5,1%

La inmigración será el factor determinante, como ya ha ocurrido en los últimos años. Tras un descenso durante la crisis, la recuperación económica ha propiciado la llegada de inmigrantes a distintas regiones españolas, entre ellas la Comunitat. Los cálculos del INE señalan que durante el periodo la autonomía recibirá 70.358 extranjeros.

El ritmo de llegadas se irá ralentizando. El mayor pico, según estas estimaciones, se registrará en 2022 con casi 30.000 inmigrantes. La cifra bajará hasta los 17.715 en 2032.

Según los cálculos del INE, la valenciana se situará por detrás de Canarias, Baleares, Cataluña y Madrid como autonomía receptora de inmigrantes, aunque todos los territorios presentarán un saldo migratorio positivo.

La Comunitat también será una de las autonomías receptoras de la inmigración procedente de otras regiones españolas por detrás de Baleares, Navarra, Madrid y Cataluña. La tendencia marcada por el INE es que durante los próximos quince años continuará el fenómento del despoblamiento del interior peninsular pese a las medidas que se están intentando arbitrar desde las distintas administraciones.

Los datos apuntan a que ocho comunidades autónomas seguirán experimentando descensos de población durante los próximos 15 años. Las mayores caídas se darían en Castilla y León (-8,6 por ciento), Asturias (-8,5) y Extremadura (-6,6 %). También perderían habitantes Galicia (-5,1 %), Castilla-La Mancha (-3,2 %), Cantabria (-2,7 %), La Rioja (-0,3 %) y Aragón (-0,1 %).

Tampoco se corregirá la tendencia negativa en la que ha entrado el crecimiento vegetativo. Habrá más muertes que nacimientos tanto en la Comunitat como en el resto de España. Según los datos del INE, el proceso se irá intensificando a medida que pasen los años.

Si se mantienen las tendencias actuales, sólo en Melilla, Ceuta, Murcia, Baleares y Cataluña los nacimientos superarán a las defunciones. La Comunitat será la cuarta autonomía con peor saldo vegetativo por detrás de Galicia, Castilla y León y Andalucía.

Las proyecciones del INE apuntan que el porcentaje de población superior a los 65 años se incrementará tras pasar del 19,2% actual al 25,2% en un proceso de envejecimiento demográfico.

La tasa de dependencia (relación entre la población menor de 16 años y la mayor de 64) se elevará desde el 54,2% actual al 61,2% en 2033.

 

Fotos

Vídeos