Los incendios forestales caen a la mitad en verano con 365 hectáreas quemadas

El paso de tormentas causa cuatro fuegos en el monte originados por los rayos y acumula casi 30 litros en zonas del interior de Castellón

EFEVALENCIA.

La cifra de incendios forestales que ha sufrido la Comunitat este verano se ha reducido casi a la mitad con respecto al mismo periodo de 2018. Son 78 fuegos frente a los 143 del año pasado y la cifra de hectáreas afectadas ha descendido un 87 %, de las casi 2.800 del año pasado a 365 en 2019, como informaron ayer fuentes de la Generalitat. El incendio que mayor cantidad de territorio ha afectado fue el que se declaró en Beneixama el pasado 15 de julio. Ardieron 347 hectáreas y las causas todavía se están investigando. En este mismo periodo apenas ha habido otros incendios significativos y la mayoría no se ha extendido más allá de una hectárea.

La cifra total de incendios, 78, es considerablemente inferior a la que se registró el pasado verano, 143. Durante el verano de 2018 se produjeron 43 incendios forestales en Alicante, 31 en Castellón y 69 en Valencia. El más grave de ellos fue el 6 de agosto, en Llutxent. Un fuego provocado por un rayo arrasó más de 2.700 hectáreas.

Las tormentas que ayer de madrugada barrieron parte de la Comunitat causaron cuatro incendios forestales en montes de Vistabella, Rosell, Zucaina y Domeño. Los fuegos fueron sofocados con rapidez por los bomberos y equipos aéreos de extinción. Donde más llovió fue en la localidad castellonense de Xodos, con casi 30 litros acumulados.

Según fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat, agosto ha sido un mes cálido y muy húmedo en la Comunitat. Su temperatura media se ha situado casi un grado por encima de lo normal y el doble de lluvia que en el promedio climático del periodo 1981-2010.

En cuanto a temperaturas, destacan las del día 9. El viento de poniente elevó el mercurio por encima de 42 grados en pueblos de Valencia y Alicante. Xàtiva alcanzó 43,5 grados en Xàtiva. La madrugada siguiente, la del día 10, fue la noche más cálida registrada en el aeropuerto de Valencia desde que comenzó sus registros en 1966.

En cuanto a precipitaciones, lo más destacado ocurrió en la madrugada del 21 en la provincia de Alicante. Las tormentas comenzaron por el norte de la provincia, afectando a la zona al norte del macizo del Montgó. En el Verger se registraron 138 litros por metro cuadrado y en Pego, 141, con momentos de precipitación torrencial.