Los hoteles rozarán el lleno en Semana Santa con nuevo récord de ocupación

Playa de la Malvarrosa. / jesús signes
Playa de la Malvarrosa. / jesús signes

Las reservas anticipadas ya suman el 86% de la demanda en el sector y la Comunitat atraerá este año una mayor afluencia de turismo nacional

MAR GUADALAJARA VALENCIA.

El temporizador está en marcha y la cuenta atrás avanza a ritmo favorable para el turismo en la Comunitat. A menos de diez días para el Jueves Santo, en la ciudad ya están a punto de colgar el cartel de 'completo' y las predicciones del clima serán favorables para los que vengan a visitar la región.

Las reservas anticipadas ya suman el 86% del total. El sector hotelero en la ciudad espera mejorar las cifras del año anterior y mira el calendario con impaciencia ante la llegada de la Semana Santa. Las buenas perspectivas apuntan a que se podría igualar o superar el 90% de ocupación de 2018, cuando queda menos de un 14% para llegar al pleno durante la semana del 18 al 22. Mientras que si se valora el conjunto de festivos para otras autonomías como la de Madrid, del 12 al 21, las reservas estarían al 79% del total, según los datos recopilados por la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana (HOSBEC).

Con ganas de sol y playa vendrán los turistas procedentes del interior de la península, sobre todo los de la capital, en busca del mar. En estas fechas aumenta el turismo nacional y se espera una mayor afluencia de visitantes procedentes de comunidades vecinas. «En Semana Santa aumenta el turismo nacional, la única excepción sería Alicante, donde abunda el internacional, ya que los extranjeros son más proclives a buscar zonas del playa en el litoral alicantino. Pero en Valencia y Castellón los turistas son de cercanía, provienen de provincias limítrofes como Tarragona o Cuenca, aunque muchos vienen de Madrid», comenta Pedro Carrasco, gerente de la Asociación Valenciana de Empresas de Turismo Activo.

Desde esta asociación aseguran haber notado un auge del turismo rural gracias a las actividades que se realizan entorno a a los parajes del interior. «En estas fechas se aprovecha para desconectar e ir a la naturaleza, hay una oferta cada vez más diversa y gracias al buen clima se pueden practicar todo tipo de actividades acuáticas, de montaña o senderismo. Creemos que la previsión es muy positiva», asegura Carrasco.

Y es que los más rezagados en decidirse a hacer la reserva seguramente estén pendientes del tiempo. El buen clima del litoral mediterráneo es factor clave de estas favorables previsiones para el sector.

Hasta el miércoles 10 incluido «vamos a seguir con un ambiente muy similar al de ayer, con intervalos de nubes, más abundantes en el interior, con algún chubasco dispersos también en el interior y ambiente suave a mediodía, con temperaturas que superarán los 20 grados en el litoral», aseguran desde la delegación de la Agencia Estatal de Meteorología de Valencia. Sin embargo, el clima cambiará a partir de la semana que viene. Aunque advierten de que estas fechas primaverales se caracterizan por una gran variabilidad climática. Pero la previsión es de « tiempo más tranquilo, con temperaturas que seguirán suaves, y con menos nubosidad que estos días», confirman desde Aemet Valencia.