Los hospitales de la Comunitat tendrán una policía sanitaria

Un coche patrulla de la Policía Local en la puerta del Hospital La Fe./LP
Un coche patrulla de la Policía Local en la puerta del Hospital La Fe. / LP

La Delegación del Gobierno y la Conselleria de Sanidad ultiman su creación para evitar agresiones a los profesionales que trabajan en los centros

EUROPA PRESS

La Delegación de Gobierno en la Comunitat Valenciana y la Conselleria de Sanidad mantienen este martes una reunión con el fin de ultimar la puesta en marcha de la figura del 'policía sanitario' en los hospitales y centros valencianos y evitar así las agresiones a los profesionales que trabajan en ellos. La Policía y la Guardia Civil ya han nombrado a las personas que actuarán como interlocutores y se está "a la espera" de que la administración autonómica designe a los suyos.

Así lo ha explicado el delegado de Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, que ha visitado en Chiva (Valencia) la escuela EagleDron, a preguntas de los medios sobre esta figura -denominada interlocutor territorial policial sanitario- impulsada tras las diversas reuniones mantenidas por el Ministerio de Sanidad y organizaciones profesionales.

Fruto de esos contactos se dictó una instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad que establece una serie de protocolos de actuación para velar por la seguridad de los trabajadores médicos. Eso ha tenido también su reflejo en la Comunitat Valenciana, donde se han producido encuentros y las fuerzas y cuerpos de seguridad ya han nombrado a sus interlocutores tanto por parte de la Guardia Civil como de la Policía Nacional.

"Hoy mismo hay una reunión con la Generalitat, ya que estamos a la espera de que se designen los interlocutores de los centros hospitalarios", ha informado Moragues, que ha apuntado que ha habido "un cambio en la Conselleria de Sanidad en la jefatura de Prevención de Riesgos y esto ha retrasado acabar esa definición, pero hoy hay reunión y esperemos que se nombren por parte" de la administración autonómica.

«Labor preventiva»

Esta iniciativa supondrá que "cada hospital y centro de salud debe tener un interlocutor con cuerpos policiales para comunicar las posibles agresiones y que estas tengan una rápida respuesta". Además, se catalogarán los centros y se llevará a cabo una "labor preventiva atendiendo a antecedentes violentos".

Lo que se pretende, ha aseverado el delegado, es "actuar de la mano de los profesionales médicos y en coordinación con la Conselleria para intervenir y dar una rápida respuesta" ante este tipo de situaciones."Se trata de reducir este tipo de incidentes", ha resumido Moragues, que ha apuntado que él mismo está en contacto con el Colegio de Médicos y otros colectivos para trabajar en esa dirección.

 

Fotos

Vídeos