Investigadores de La Fe denuncian que un 99 % de los contratos son temporales

Edificio del Hospital La Fe situado en el Bulevar Sur de Valencia. /EFE
Edificio del Hospital La Fe situado en el Bulevar Sur de Valencia. / EFE

Los trabajadores han inciado movilizaciones para denunciar la situación

EFEValencia

Investigadores del Hospital La Fe de Valencia inician este miércoles movilizaciones para denunciar que solo cinco de los cerca de 350 trabajadores del Instituto de Investigación Sanitaria (IIS) del centro tiene contrato indefinido, lo que significa una temporalidad cercana al 99 por ciento.

Hasta que la administración sanitaria dé solución a sus reivindicaciones, desde mañana, y durante todos los miércoles, se concentrarán a las 11:00 horas en la puerta del IIS, una entidad cuyo objetivo es impulsar, promover y fomentar la investigación de excelencia.

Desde la dirección del centro aseguran que el marco normativo estatal actual limita la contratación indefinida de investigadores y profesionales por parte de las entidades instrumentales y por ello no tienen las competencias suficientes para realizarlos.

A su juicio, la resolución de este problema, común a todos los centros de investigación a nivel nacional, pasa por un «pacto político a largo plazo en el que se reconozca la relevancia que tiene la investigación para el progreso y bienestar de nuestro país y de nuestra comunidad«.

La reivindicación de los trabajadores del IIS La Fe se dirige al Gobierno Autonómico, que «aprovechando la ley nacional ha hecho un montón de contratos como de obra y servicio que no se enmarcan dentro de ejecución de un proyecto de investigación«, afirma a EFE el presidente del Comité de Empresa, David Hervás.

El Comité de Empresa remitió a la Conselleria de Sanidad hace cerca de un mes un escrito advirtiéndoles de que si no daban respuesta a esta reivindicación denunciarían ante la Inspección de Trabajo esta situación, y el plazo vence el próximo 7 de febrero.

Según David Hervás, la precariedad en la investigación se arrastra desde hace tiempo y la legislación a nivel nacional «no ayuda en nada» porque permite que los investigadores vayan concatenando contratos de obra y servicios, lo que no permite la estabilidad de los trabajadores.

Somos «un centro con 350 trabajadores -antes 370- de los cuales solo hay cinco con un contrato indefinido, casi un 99 % de temporalidad, algo que no he visto en ningún sitio«, según Hervás, que añade que la Generalitat arguye a que se tratan de proyectos de investigación.

Según el científico, aparte de la investigación, en el centro hay una gestión -contabilidad, administración, abogado o recursos humanos- y estos trabajadores también están contratados por obra y servicio, con contratos temporales, y considera que entre 100 y 150 de estos contratos temporales están en fraude de ley.

Además, la precariedad laboral de los investigadores hace peligrar proyectos en los que han invertido muchos años de profesión y vida en el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de Valencia. De hecho, algunos de los investigadores tienen más de 50 años y siguen dependiendo de que les den un proyecto y les financien parte del dinero, «algo humillante para gente tan cualificada», aseguran a EFE fuentes del entorno de los investigadores.

Hervás pone como ejemplo una investigadora a la que esta semana se le acaba el contrato de un proyecto de 300.000 euros y si no renueva tendrá que devolverlos con intereses. También destaca que en los últimos meses unos 50 trabajadores no han renovado su contrato, una de ellas una investigadora que llevaban 17 años en la entidad. «Son líneas de investigación perdidas».

Más sobre el Hospital La Fe de Valencia