La Guardia Civil celebra su día grande en Valencia

La Guardia Civil celebra su día grande en Valencia
EFE/Manuel Bruque

Cientos de valencianos arropan a la Benemérita en el homenaje a su patrona, la Virgen del Pilar

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

La Guardia Civil ha celebrado esta mañana en Valencia el día de su patrona, la Virgen del Pilar, en un acto en el acuartelamiento de Cantarranas presidido por el general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, José Hermida, y el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio. En él, Hermida ha pedido a los agentes que cuiden a quienes viven en zonas despobladas mientras que el representante del gobierno central ha puesto el acento en la importancia de la igualdad en el cuerpo.

En el acto, al que no ha asistido ningún concejal de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, se ha rendido homenaje a los agentes e instituciones civiles que se han distinguido este año en el desempeño de sus funciones. Además, se ha reconocido a dos guardias civiles, Antonio Ferrete Escamilla y Teófilo Cardeñosa Tomillo, que este año cumplen 100 años y pertenecieron al Instituto Armado. Entre los condecorados con la Cruz al Mérito de la Guardia Civil se encuentran la jefa regional de la Aduana de la Agencia Tributaria, Marta Catalá, el cabo primero Juan Bravo del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Valencia, así como otros miembros de este grupo antidroga, y los guardias civiles Antonio Pérez y Rafa Consuelo de otras unidades de investigación de la Unidad Orgánica de Policía Judicial.

También se reconoció la trayectoria profesional y los servicios meritorios de la agente de la Guardia Civil Inma Langa y la cabo primero María José Muñoz, ambas de la primera promoción de mujeres en la Guardia Civil.

LP

Fulgencio ha hecho hincapíé en la igualdad dentro de la Guardia Civil: «Debe ser objetivo prioritario la igualdad, tanto en número de efectivos como en puestos en todas las áreas de trabajo y también en los de mayor responsabilidad y representación».

Según el delegado, la capacidad que tienen los miembros de la Guardia Civil «para estar al lado de la gente, les ha convertido en la institución que más confianza genera en los ciudadanos. La Guardia Civil es respetada, valorada y querida».

Fulgencio ha reconocido a los que han recibido una condecoración «que pone de manifiesto su concepto del deber» y a aquellos miembros de la Guardia Civil fallecidos en acto de servicio y asesinados en atentados terroristas.