Un grupo de curas pide el requisito del valenciano para ser sacerdote

Párroco oficiando misa, imagen de archivo./LP
Párroco oficiando misa, imagen de archivo. / LP

El Grup de Seglars i Rectors del Dissabte relaciona la caída de la práctica religiosa con la «desvalencianización» de la Iglesia

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

Con motivo de la celebración del Día de la Comunitat, numerosos grupos nacionalistas y regionalistas han aprovechado para hacer patentes sus reivindicaciones. El Grup de Seglars i Rectors del Dissabte, que busca agrupar a las corrientes más progresistas en el seno de la Iglesia católica valenciana, no ha querido ser menos y ha publicado un documento en el que deja patente sus demandas.

Como ha venido haciendo desde su constitución hace más de cuarenta años, el colectivo insiste en reclamar el uso del valenciano en la liturgia. Hasta aquí nada nuevo. Pero en esta ocasión introducen un matiz distinto. Ahora consideran que para ser sacerdote es «imprescindible» la competencia lingüística.

Para el grupo, de forma similar a como se requiere para ser funcionario de la Generalitat, el conocimiento del valenciano pasa a ser un requisito que no se puede obviar a la hora de ser ordenado sacerdote en la Iglesia católica en la diócesis valentina. «Ahora es imprescindible la formación i la competencia lingüística de los candidatos», escriben.

El escrito insiste en que se debe hacer un «reciclaje» al valenciano de los sacerdotes ya ordenados

La defensa del valenciano no es nueva para este colectivo. Desde su nacimiento han reivindicado el uso de esta lengua en la liturgia y, sobre todo, han insistido en la elaboración de un misal en valenciano. Todos y cada uno de los arzobispos que han estado al frente de la diócesis en las últimas décadas ha recibido esta petición sin que hasta el momento ninguno la haya situado entre sus prioridades. La reivindicación se da a conocer, además, en el marco de la fiesta del 9 d'Octubre, cuando se han convocado siete manifestaciones organizadas por colectivos nacionalistas y regionalistas. El escrito va aún más allá e insiste en que se tiene que conseguir que los sacerdotes que ya ejercen su ministerio en la diócesis de Valencia conozcan el valenciano, un proceso que califican como «reciclaje del clero».

La reivindicación del colectivo se produce en un momento en el que en la diócesis es cada vez más frecuente la presencia de sacerdotes no valencianos e incluso no españoles. Especialmente en los meses de verano, pero también durante el resto del año, no es extraño encontrar en las parroquias curas africanos, latinoamericanos o de otros países europeos.

El grupo vuelve a reclamar la edición en valenciano de los textos litúrgicos y los catecismos

El escrito también establece una relación entre el descenso en la práctica religiosa y la escasa utilización del valenciano en la liturgia de la Iglesia católica. Para el grupo, «una Iglesia que ignora el valenciano está favoreciendo que mucha gente valenciana ignore la Iglesia y lo que ella significa». Estos sacerdotes y laicos consideran que nos encontramos ante una «autodescalificación y un grave pecado de falta de incultura». Llegan a afirmar que «de todas las instrucciones significativas del País Valenciano, la Iglesia es la más refractaria. Poca broma!».

Del texto se desprende una visión acorde con posiciones defendidas por entidades que defienden la unidad de la lengua y cultura catalana. Para el grupo, el valenciano es una «lengua que nos hermana con nuestros vecinos del norte y del este peninsular». Consecuentemente con esta argumentación, señalan como uno de los hitos más negros de la historia de Valencia, el Decreto de Nueva Planta de 1707.

Para terminar, el escrito alude a que es necesaria la edición en valenciano de los libros litúrgicos y de los catecismos, ya que «somos un país que tiene una historia, una cultura y una lengua que hemos de conocer, respetar, valorar y servir». En conclusión, el documento, que han firmado más de una veintena de personas, insta a convertir el próximo 9 d'Octubre en una fecha de inflexión para que la lengua del pueblo valenciano «se convierta en lengua eclesiástica».

Más

 

Fotos

Vídeos