La granja del siglo XIII de Polinyà, con riesgo de derrumbe sin una obra urgente

El viento arrancó las placas metálicas que cubrían el techo y ha movido las vigas de madera. / lp
El viento arrancó las placas metálicas que cubrían el techo y ha movido las vigas de madera. / lp

El temporal de julio arrancó la cubierta y el agua ha dañado la construcción gótica civil a la espera de que Cultura intervenga

A. TALAVERA POLINYÀ.

Polinyà de Xúquer cuenta con uno de los inmuebles mejor conservados de la arquitectura civil gótica del siglo XIII, la Granja de Sinyent. Pero la construcción, de gran valor, histórico, se encuentra en estado de ruina y a la espera de una actuación urgente.

Su deficiente estado se ha agravado este verano con los temporales, ya que en julio sufrió el azote del viento y se destruyó parte de la cubierta, dejando al descubierto toda la construcción. Por este motivo, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), que es la propietaria del edificio desde hace siete años, y el Ayuntamiento de Polinyà se encuentran en conversaciones con la dirección general de Cultura para concretar una solución.

«Lo que se había adelantado en tres años ahora se ha perdido como si hubieran pasado diez, porque el tifón que azotó la granja la ha debilitado mucho y se está acelerando su deterioro», comenta preocupado el vicepresidente de AVA, Bernardo Ferrer, que añade el riesgo real de que pueda sufrir un derrumbe.

«Todos estamos de acuerdo en qué hay que actuar de urgencia para asegurar el edificio. Lo que falta ahora es la toma de decisiones políticas que no son fáciles», explica Óscar Navarro, alcalde de Polinyà.

En concreto, se debe determinar qué administración se encarga de financiar la actuación de reparación urgente de los daños provocados por el temporal para evitar que la degradación de esta granja siga avanzando. Una decisión que debe tomarse de forma inminente, al acercarse la época de lluvias y aumentar el riesgo de que el agua entre en la granja debido a la falta de cubierta. Uno de los problemas que se plantean en este caso es que la conselleria tiene más dificultades de otorgar ayudas a una entidad privada, como es el caso de AVA, propietaria de la Granja. Por este motivo se baraja que la Asociación Valenciana de Agricultores ceda el uso de este espacio al Ayuntamiento de Polinyà para facilitar que lleguen los fondos necesarios, una práctica que ya se ha realizado en otros elementos patrimoniales en la Ribera que pertenecen a dueños privados.

Uso social

«Nosotros estamos dispuestos a colaborar de todas las formas, con la cesión o lo que sea necesario, porque nuestra intención es que este edificio se use para fines sociales para toda la comarca», señala el vicepresidente de AVA.

La cesión no se descarta, pero desde el Ayuntamiento de Polinyà añaden: «Tenemos que aclararlo bien porque nosotros necesitamos el compromiso de que se va a actuar rápido. No queremos que se deje estar y que luego el inmueble se caiga cuando es nuestro», comenta el alcalde.

La Granja de Sinyent tiene un gran valor patrimonial «y estratégico para toda la comarca y el País Valencià», considera Óscar Navarro. De hecho, AVA ha realizado estudios arqueológicos y diferentes catas que han descubierto restos de la época árabe. «Este edificio habla de la historia de la comarca pero si no se actúa pronto hablará en pasado», lamenta Ferrer.

La situación de abandono de esta construcción del siglo XIII por parte de las administraciones ha provocado que se llegue a una situación extrema. «Lamentamos que no haya en las administraciones la sensibilidad necesaria para mantener esta edificación tan importante. Nosotros hemos llamado a todas las puertas pero no hemos conseguido nada, sólo una ayuda para consolidarla», un trabajo que se ha perdido por el temporal, recuerdan desde AVA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos