Los grandes fuegos forestales crecen un 20% en una década

EPMADRID.

Los grandes incendios forestales, aquellos que superan las 500 hectáreas de superficie, han aumentado en España un 20 % en los últimos diez años. Además son un 15% más grandes, lo que convierte a España en el segundo país del Mediterráneo donde arde más extensión de monte cada año, con una media de 100.000 hectáreas en unos 12.000 siniestros. Así lo revela un informe de World Wildlife Fund for Nature (WWF).

La organización pone el foco en la región mediterránea y denuncia que el territorio arde en oleadas. Aunque el comportamiento general de estos siniestros indica una disminución en su número y en la superficie quemada desde los años 80 del siglo pasado existe esa otra y «peligrosa tendencia» que confirma un aumento de grandes incendios.

La última oleada de incendios en España ha calcinado al menos 10.000 hectáreas en poco más de cinco días. En este contexto, WWF advierte de que no será la única, ya que se espera un verano «seco, largo y caluroso».

El estudio expone que ha aparecido una nueva generación de incendios en la Europa mediterránea denominada superincendios, que son fuegos muy veloces, letales e imposibles de apagar a pesar de los avanzados dispositivos de extinción.

Los datos del informe indican que más del 80 por ciento de la superficie que cada año se quema en el continente europeo pertenece a Portugal, España, Francia, Italia, Grecia y Turquía, con una media de 375.000 hectáreas en más de 56.000 siniestros que «generan importantes daños ambientales y económicos» y suponen un «serio riesgo para las vidas humanas».

«Urge asumir que tenemos un problema para el que no estamos preparados», sentenció la autora principal y experta en incendios de WWF, Lourdes Hernández. Se avecinan «tormentas de fuego por el cambio climático».