La gota fría cede en Valencia aunque se esperan chubascos fuertes

Dos miembros de Protección Civil avanzan con dificultad en una carretera inundada por las lluvias torrenciales caídas ayer sobre Tavernes de la Valldigna. / @protecivilvlc
Dos miembros de Protección Civil avanzan con dificultad en una carretera inundada por las lluvias torrenciales caídas ayer sobre Tavernes de la Valldigna. / @protecivilvlc

El 112 establece el fin de la Preemergencia por lluvia en el litoral sur de Valencia y del litoral norte de Alicante

J. A. MARRAHÍ/ R. ESCRIHUELAVALENCIA.

La gota fría volvió ayer a enseñar las garras en la comarca de La Safor. A los estragos que causaron las lluvias el viernes en Valencia y Castellón se sumó ayer el diluvio que, por la tarde, oscureció zonas de Tavernes de Valldigna, Simat y Gandia para convertir en lagos calles y carreteras. La tromba afectó especialmente a la primera localidad. Allí la lluvia acumuló 218 litros por metros cuadrado, de los que 128 cayeron en una hora.

Gota fría en la Safor

Fue sobre las tres y media de la tarde cuando el cielo se cerró sobre los pueblos de la Safor en una noche precoz a causa de una tormenta estática que llegó cargada de lluvia. Las precipitaciones sorprendieron a la población y a los conductores que en ese momento circulaban por calles o accesos. Muchos quedaron atrapados y el agua comenzó a entrar en casas y bajos comerciales. Cuando ya descargaba con fuerza en esta zona, la Agencia Estatal de Meteorología elevó de naranja a rojo la alerta por lluvias. Las precipitaciones sembraron la zona de emergencias. Sobre las 16.30 horas, los bomberos del Consorcio Provincial de Valencia ya trabajaban en 14 incidentes, «especialmente de vehículos atrapados y achiques de agua en viviendas», detallaron. En los salvamentos y auxilios también participaron equipos de Protección Civil y de la Policía Local.

En el casco urbano de Tavernes, los puntos críticos fueron las avenidas Germanías y la Valldigna. También se vieron en serios apuros los vecinos del Paseo Colón, la zona más baja del municipio. Cuando el aguacero golpeaba con fuerza, algunos residentes comenzaron a sacar sus coches de los garajes para estacionarlos encima de las aceras, algo más elevadas, en el Paseo País Valencià o la Plaza de España.

Gota fría en España

Los comercios cerraron, pero fue imposible contener la entrada de agua y numerosos afectados tuvieron que sacarla con cubos y mochos para poder recuperar la normalidad. En otros casos, precisaron las bombas de los equipos de emergencia. Durante la tormenta, la principal preocupación de los vecinos de Tavernes fue la crecida del río Vaca, que ya sufrió un grave desbordamiento el 11 de septiembre de 1996.

Tal fue el riesgo, que el ayuntamiento de Tavernes instauró el toque de queda. Pidió a los vecinos que evitaran desplazamientos y no transitaran en coche. Algunos residentes sencillamente no pudieron salir de casa porque el agua anegaba patios y entradas de viviendas.

También hubo serios problemas de circulación. Según fuentes de Tráfico, la carretera CV-50, que discurre entre Llíria y Gandia, fue cortada en ambos sentidos entre el kilómetro 0 y 5, en Tavernes, por los embalsamientos de agua. No era la única vida interrumpida. A las 18 horas de ayer, cinco carreteras permanecían interrumpidas en la provincia de Castellón a causa de las lluvias y cuatro en Valencia. Además, en siete era necesario circular con precaución por los encharcamientos.

Todos los vecinos desalojados el viernes en Burriana han vuelto ya a sus casas. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tiene previsto desplazarse hoy a Vinaròs para evaluar los daños del viernes. Mientras, el ayuntamiento de La Llosa ya ha decidido solicitar la declaración de zona catastrófica. También pueblos como Vall d'Alba pedirán el auxilio económico de la Generalitat.

Previsión para este domingo

El Centro de Coordinación de Emergencias ha establecido sobre las 10:30 horas de este domingo el fin de la Preemergencia por lluvias en el litoral sur de Valencia y del litoral norte de Alicante, aunque el temporal podría dejar algunos chubascos localmente fuertes en áreas del litoral sur de Valencia y del litoral norte de Alicante.

En el resto del territorio, los cielos estarán nubosos, particularmente en Valencia y Alicante, donde se esperan algunos chubascos que ocasionalmente pueden ir acompañados de tormentas, según recoge la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para esta jornada.

Gota fría en la Comunitat

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos