El gasto extra en guardias sanitarias se duplica en un año por la falta de personal

Acceso de Urgencias del Hospital Clínico de Valencia. / irene marsilla
Acceso de Urgencias del Hospital Clínico de Valencia. / irene marsilla

Intervención de la Generalitat ya advirtió en 2016 y 2017 del descontrol de la partida y de la plantilla encargada

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

«No consta la existencia de herramientas de control adecuadas que permitan el seguimiento presupuestario de los gastos en guardias y sustituciones» en el ámbito sanitario. Así de tajante se ha mostrado la Intervención General de la Generalitat, órgano adscrito a la Conselleria de Hacienda, en sus dos últimos informes en los que analiza la gestión de este ámbito durante los ejercicios 2016 y 2017. Y pese a estas advertencias, el gasto extra, es decir, la desviación con respecto al presupuesto previsto, sigue en aumento. Fuentes conocedoras del ámbito aseguran que, al menos durante los últimos cinco años, se ha venido incrementando este gasto añadido, mientras que desde los sindicatos apuntan a una razón principal: la falta de personal.

En concreto, el sistema Alumbra, la plataforma de análisis de datos que utiliza la propia conselleria, recoge que el pasado mes de abril esta desviación alcanzó el 6,53%, mientras que el mismo mes de 2018 fue del 3,28%. No es una cifra puntual puesto que, de media, en los cuatro primeros meses, el aumento con respecto a lo presupuestado ha sido del 6,49%, mientras que en el mismo periodo del año pasado se quedó en el 3,38%. Incluso la media de los doce meses de 2018 se queda en el 3,78%.

Así las cosas, mientras Intervención insiste en la falta de control -se pagan como guardias trabajos que no lo son, y el auditor cree que no está bien justificado, según fuentes expertas-, el gasto extra para este apartado -aquello que está fuera del presupuesto inicial- sigue creciendo y prácticamente se ha duplicado en un año.

La Comunitat ha perdido en una década más de 10.000 puestos de trabajo sanitarios

Pero, ¿a qué se debe esta situación? De entrada, este incremento coincide con el adelanto del horario de los Puntos de Atención Sanitaria (PAS) -enmarcados en el ámbito de la Atención Continuada- y, por tanto, la ampliación del servicio y de las horas de trabajo del personal, iniciativa puesta en marcha a principios de año. Precisamente, en estos centros sanitarios valencianos, que atienden a los usuarios por las tardes y noches, así como los domingos y festivos, se reproducen los contratos eventuales, pese a que buena parte de los profesionales viene prestando servicio en estos centros sanitarios desde hace quince años. Además de la inestabilidad laboral que les provoca -teóricamente están para cubrir las guardias del personal de plantilla de los centros de salud y su salario responde al número de guardias que hayan hecho-, deben llevar a cabo un gran número de horas adicionales para alcanzar los sueldos de los sanitarios de plantilla. «Somos plantilla de la conselleria, pero no estructurales, nuestras plazas no salen a concurso-oposición porque si afloraran sería un 'problemón' para Sanidad, nos tienen medio escondidos», lamentan desde la Asociación de Profesionales de Atención Continuada y Urgencias de la Comunitat (Apacu-CV). En total, unos 2.000 profesionales sanitarios se encuentran en esta situación.

Por otra parte, fuentes sindicales recordaron que la pérdida de miles de puestos de trabajo en la sanidad pública de la Comunitat durante la última década -calculan que más de 10.000 en la última década-, debido a los recortes adoptados durante la pasada crisis económica y a la falta de reposición de los profesionales que se han jubilado, ha hecho que la Conselleria de Sanidad haya venido utilizando la fórmula de las guardias o las sustituciones para, en buena parte de las ocasiones, cubrir las crecientes necesidades asistenciales, agravadas precisamente por esa reducción de la cantidad de profesionales sanitarios con plaza fija, según fuentes de CCOO. Por tanto, buena parte de la actividad asistencial que la conselleria paga como guardias responde realmente a necesidades estructurales, a puestos de trabajo que debería ocupar personal con plaza o contrato estable, y que sobre todo se encuentran en los centros de Atención Continuada, indican expertos en este ámbito. Asimismo, y en ocasiones, los departamentos los utilizan esta fórmula de las guardias para retener a profesionales que, durante la residencia, se han supraespecializado en alguna materia.

Fuentes del Sindicato Médico también señalaron en su momento que la falta de especialistas y las directrices que impiden ampliar el número de plazas más allá de las que se ofrecen en las oposiciones, y que vienen a estabilizar la posición de los interinos, principalmente, lleva a buena parte de los hospitales a realizar estos contratos para solventar los problemas asistenciales. «Se les paga como guardias pero al final hacen trabajos habituales: ayudan en quirófanos, pasan consulta un par de veces por semana...», señalaron desde la formación, desde donde lamentaron que estos contratos «les retienen hasta que se hartan y se marchan al extranjero».

Por último, el informe de Intervención también describe que no es equilibrado ni equitativo el reparto de estas horas extraordinarias, por lo que no hay garantías, por ejemplo, de que se cumplan los horarios de descanso de los trabajadores.