Fomento licita suministros para obras pendientes del corredor

I. DOMINGO

valencia. Las obras para implantar el tercer carril que quedó pendiente en el tramo entre Valencia y Castellón, así como en la entrada de la estación de la capital de la Plana, van tomando forma, por lo menos en la parte administrativa. Así, el Ministerio de Fomento ha licitado, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dos nuevos contratos de suministros por valor de seis millones.

Se trata, por un lado, de un contrato para el suministro y transporte de aparatos de vía (también llamados desvíos) en el entorno de la terminal ferroviaria de Castellón, con un desembolso de casi cinco millones. En este caso, la apertura de las ofertas económicas se producirán el 31 de mayo. Esta licitación se autorizó a finales de marzo pero ha sido esta semana, concretamente un día antes del inicio de la campaña electoral, cuando el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el anuncio del concurso.

Por otro lado, un contrato para el suministro de hilo de contacto destinado al tercer carril entre Valencia y Castellón por valor de 1,08 millones y con la misma fecha para las plicas. A estas dos licitaciones hay que sumar la que se realizó el pasado diciembre, consistente en las obras para adaptar la estación de Castellón al ancho estándar que exige el corredor mediterráneo. La actuación se ejecutará en plataforma, superestructura de vía y sistemas de electrificación mediante un presupuesto de 5,97 millones.

Estas licitaciones son necesarias para completar la segunda fase de implantación del tercer carril entre Valencia y Castellón, en concreto en el tramo entre Sagunto y Castellón, que quedó pendiente el verano pasado. La previsión es que las obras se realicen en verano, coincidiendo con la reducción del tráfico.