Las familias valencianas, a la cola en gasto

Los residentes en la región, entre los que menos dinero destinan a la compra de comida, ropa, vivienda o muebles

D. G.Valencia

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer la Encuesta de Presupuestos Familiares, un informe que pretende reflejar el gasto que realizan los hogares españoles y en el que la Comunitat ocupa el vagón de cola junto con otras autonomías como Castilla y León, Galicia, Murcia o Andalucía. En concreto, tal y como recoge el estudio, a lo largo del pasado año, el gasto medio por persona se situó en 11.512 en la región, unos 500 euros menos que la media nacional y muy lejos de los más de 14.000 de comunidades como Madrid, Navarra o el País Vasco, o de los 13.270 euros anuales de Cataluña.

Frente a esta undécima posición en el ranking nacional se encuentra la escalada que, en esta materia, ha registrado la Comunitat durante los últimos cinco años (entre 2013 y 2018). De hecho, el porcentaje de incremento que se registra en la autonomía viene siendo, entre un punto y uno medio superior a los ascensos que se computan en la media del país.

El histórico de este informe también resalta el papel que tuvo la crisis económica en la economía familiar. Así, en el caso de la Comunitat, el gasto registró un importante repunte de 2006 a 2007 pero, a partir de ese año en el que se rozaron los 12.000 euros, el gasto fue cayendo hasta los 10.300 de 2011. Parecía que 2012, con un ligero aumento, había puesto fin a este descenso continuo. Sin embargo, no se confirmaron las expectativas y un año después, en 2013, volvió a desplomarse por debajo de los 10.000. Ese sí fue el punto de inflexión puesto que, desde entonces, la cifra no ha dejado de crecer hasta los 11.500 actuales.

Esta encuesta elaborada por el instituto nacional pretende analizar el gasto que realizan los hogares españoles en alimentos y bebida, ropa, servicios básicos como agua corriente o electricidad, muebles, sanidad, transporte, comunicaciones, ocio, enseñanza o restauración, entre otros conceptos. La hipoteca o el alquiler junto con los recibos de gas, agua y luz concentran la mayor parte (algo más del 30%) del gasto de los domicilios, seguido de la comida y las bebidas no alcohólicas (el 14%). El transporte (público o privado) ocupa el tercer lugar con casi el 13% del gasto. Todos estos conceptos aumentan en relación al ejercicio anterior. Frente a ello, la cantidad que se destina a hoteles y restaurantes, y que supone prácticamente el 10% del gasto total, baja ligeramente con respecto al año anterior, al igual que otros conceptos como las bebidas con alcohol y el tabaco, la ropa y el calzado, así como el ocio y la cultura. Por tanto, aumenta la cantidad de dinero que se destina a las necesidades básicas (el hogar, la alimentación y los desplazamientos al trabajo o la lugar de estudio), pero desciende en otros conceptos que pueden ser algo más prescindibles. Aunque no represente un gasto excesivamente elevado (apenas el 1,5% del total), la enseñanza (clases particulares, cursos...) es el ámbito en el que más aumenta el gasto, con más de 11% de incremento. Por último, también crece la inversión en artículos para el hogar, sanidad y comunicaciones.

En relación al nivel de formación del sustentador principal de cada hogar, destaca que en los domicilios en los que esta persona no cuenta con estudios superiores el porcentaje de gasto en conceptos de primera necesidad, como la comida o la vivienda, es mayor que en los hogares en los que esta persona sí cuenta con formación superior. Ocurre al contrario con la ropa, los artículos de decoración y mobiliario, el ocio o la restauración.

El INE, para elaborar el estudio, ha tenido en cuenta los resultados de una encuesta llevada a cabo en unos 24.000 hogares repartidos por todo el territorio nacional.

Más