Familias numerosas y comerciantes claman contra la subida de impuestos de Ribó

Catalá y otros miembros del PP, ayer en la reunión con los comerciantes. / lp
Catalá y otros miembros del PP, ayer en la reunión con los comerciantes. / lp

Los padres con varios hijos califican de «ataque directo» el aumento de tributos como los de bienes inmuebles o recogida de basuras

ÁLEX SERRANOVALENCIA.

Se suceden las protestas contra la decisión del Consistorio de subir las tasas municipales. Ayer, fue la Federación de Familias Numerosas de la Comunidad Valenciana (Fanucova) la que calificó de «ataque directo» esta decisión del equipo de gobierno, mientras que la Confederació de Comerç d'Alacant, Castelló i València (Confecomerç CV) pedirá explicaciones al Ayuntamiento y solicitarán reunirse tanto con la concejalía de Comercio como con la de Hacienda en próximas fechas.

Celia Chavero, presidenta de Fanucova, lamentó ayer «la postura del alcalde que en vez de rebajar la carga fiscal a las familias que aportan el capital social tan escaso en nuestra Comunitat no hace más que penalizarnos aumentando la presión fiscal a través de impuestos como el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), el de Circulación o la nueva tasa de alcantarillado que se incorporará en la factura del agua en 2020». Ha sido este impuesto el que ha terminado por enfadar a las familias numerosas dado que introduce una novedad: hasta ahora estaba compuesta por una única tasa fija por metro cúbico de agua consumido y será sustituida por una nueva tasa compuesta por dos tramos; una parte variable (que se cobrará en función del consumo de agua y el tipo será mayor para quienes más gasten) y la parte fija (que dependerá del calibre del contador).

Chavero afirmó que con esta novedad «las familias numerosas son las grandes perjudicadas beneficiando a las familias que viven solas. En este sentido desde Fanucova pedimos al señor Ribó que respete el principio de igualdad en la regulación de las tasas por prestación de suministros básicos evitando que, ante un mismo consumo per cápita, paguen más o sufran peor trato las familias numerosas que las que viven solas».

Fanucova pide que se tenga en cuenta cuántas personas viven en una casa para pagar el alcantarillado La patronal del comercio exigirá reuniones con los concejales para conocer cómo subirán las tasas

Desde Fanucova proponen adjudicar un tipo impositivo más o menos elevado dividiendo el consumo total por las personas que viven en el domicilio y a partir de ahí se establezcan los distintos baremos según consumo per cápita.

Con respecto al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2020 además de la modificación al alza (un 3% de media) la propuesta aprobada por el Ayuntamiento de Valencia incluye la desaparición de la bonificación prevista para las familias numerosas en aquellos casos en que el valor catastral del inmueble supere los 300.000 euros. Fanucova propone ajustar el gravamen al número de componentes de la unidad familiar.

Por su parte, el presidente de Confecomerç CV, Rafael Torres, se reunió ayer con la portavoz del PP en el Ayuntamiento, María José Catalá, para conocer de primera mano el alcance de la subida de impuestos para el sector del comercio. Torres desveló que cree «necesaria» una explicación por parte de los representantes del gobierno municipal, por lo que desde la patronal se solicitará cita tanto con el concejal de Comercio, Carlos Galiana, como con el de Hacienda, Ramón Vilar.

El presidente de la patronal aseguró que en lugar de aplicar una mayor presión fiscal a las pequeñas y medianas empresas como, en su opinión, hace el Consistorio con esta subida de impuestos, se debería ahondar en cuestiones de mayor envergadura «que representan un grave perjuicio para el sector económico y un serio problema para el ejercicio de la actividad comercial como es la venta ilegal, garantizar la seguridad, la limpieza, etc».

Torres explicó que no es momento de aplicar medidas de estas características que «ahogan» a un sector castigado como el del comercio, que ya sufrió una subida de impuestos en la anterior legislatura, «con la promesa del Ayuntamiento de que el incremento de ingresos para las arcas municipales redundaría en mayores actuaciones de promoción y dinamización del comercio, hecho que no ha sido así», lamentó.