La familia deberá asumir un gasto de 4.400 euros

Jesús y Araceli deberán abonar de su bolsillo 4.400 euros derivados de los gastos sanitarios que no han llegado a cubrirse con el seguro del viaje ni con otra póliza de la que disponían. La cuestión económica ha sorprendido a la familia, teniendo en cuenta que para que la víctima fuera operada tuvieron que depositar previamente varios miles de euros a través del seguro. Eso sí, no se les ha incluido el material protésico que lleva Jesús, y cada día de estancia en la UCI y en planta ha ido incrementando la factura.