La falta de refuerzos y el repunte de las urgencias agravan las demoras en La Fe

La falta de refuerzos y el repunte de las urgencias agravan las demoras en La Fe

Una decena de pacientes tienen que esperar un día para ingresar en planta y los sindicatos sostienen que las sustituciones «son insuficientes»

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

A las doce del mediodía del martes pasado, 15 pacientes que llegaron a Urgencias del Hospital La Fe el día de antes esperaban ser ingresados en planta -lo harían a lo largo de la tarde-, una situación que se reprodujo el lunes con otra decena de usuarios, según confirman fuentes de CCOO y UGT. El jueves anterior, otro usuario pasó en el servicio 42 horas hasta subir a su habitación, unas demoras que se vienen agravando en el arranque del verano por el repunte de pacientes en Urgencias y los «insuficientes refuerzos» previstos por la dirección del centro para cubrir las vacaciones de la plantilla. El cierre de camas -35 en julio y más de un centenar en agosto- tampoco ayuda.

Desde la dirección del centro, en relación a las demoras, recordaron que, durante el mes de junio, se han atendido 370 urgencias más que el mismo mes del año pasado. «Este aumento puede provocar que se extienda el tiempo de espera para subir a planta», admitieron. Frente a ello, destacaron también que el tiempo medio de atención se ha reducido en 23 minutos, y que este año se destinarán cerca de seis millones de euros para la contratación de personal en el plan de verano. En concreto, La Fe contabilizará en los meses de julio, agosto y septiembre 759 contrataciones. Asimismo, apuntaron que estas contrataciones posibilitarán que «se agrupe el mínimo número de camas posible en relación con la previsión de actividad. El objetivo de esta medida es congregar al personal sanitario y a los pacientes en determinadas plantas para así optimizar los recursos asistenciales y energéticos».

Sin embargo, las formaciones sindicales apuntan que estos refuerzos no cubren las necesidades asistenciales y que el cierre de camas puede agravar el problema. «La asistencia a La Fe no baja, al contrario, la ola de calor afecta a los pacientes crónicos, que se desestabilizan. La contratación en verano es insuficiente para poder abrir la sala de contingencia si fuese necesario. Y el personal recién llegado tiene que ir aclimatándose. Hay una falta de previsión total por parte de la gerencia», indicaron desde UGT.

El hospital formalizará en julio, agosto y septiembre 759 contrataciones ante el aumento de las atenciones

Desde el sindicato CSIF volvieron a reclamar un aumento del personal y los medios, y quisieron poner un descriptivo ejemplo. Durante el pasado fin de semana (en concreto, entre el viernes 28 y el lunes 1 de julio) trabajaron en el servicio de Urgencias de La Fe entre 553 y 600 profesionales sanitarios, en función de cada día y en tres turnos, y se llevaron a cabo entre 55 y 71 ingresos diarios. En los mismos cuatro días del año pasado (de jueves a domingo) prestaron servicio entre 657 y 708 trabajadores y se contabilizaron entre 40 y 80 ingresos, lo que supone un centenar de sanitarios menos y una cifra de ingresos muy similar.

Desde el Sindicato Médico alertaron de que esta situación se está dando en la mayoría de los hospitales porque ya «hay un 33% de especialistas de vacaciones, por lo que hay menos facultativos, menos personal para quirófano, para diagnóstico, para pasar consulta... y eso se nota».