Denuncian que la falta de refuerzos agrava las demoras en ambulatorios de la Patacona, Alboraya y Rafelbunyol

Imagen del ambulatorio de Rafelbunyol./LP
Imagen del ambulatorio de Rafelbunyol. / LP

Los últimos episodios de contaminación bacteriana en la playa multiplican los casos de gastroenteritis

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

El sindicato CSIF pide a Conselleria de Sanidad que refuerce con urgencia los consultorios, centros de salud y Punto de Atención Continuada existentes entre la Patacona, en Alboraya y Rafelbunyol en el litoral norte de la provincia de Valencia. La central sindical señala que la atención se multiplica al ser municipios muy frecuentados en verano y las plantillas no se incrementan. La situación se ha agravado por los procesos de contaminación fecal que derivaron en numerosos casos de gastroenteritis.

La formación sindical explica que durante estos meses estivales no solamente faltan refuerzos, sino que también carecen los equipos médicos de personal de sustitución de turnos de vacaciones. Esta circunstancia se refleja, por ejemplo, en que el consultorio auxiliar de Patacona pasa de tener dos médicos y dos enfermeros en invierno a quedarse con uno y uno este mes y cerrar por las tardes. El consultorio de Vicente Brull, en Valencia, cierra todo el día y remiten a los pacientes a Serrería I.

CSIF señala que la atención se complica ante circunstancias adversas, en especial en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Massamagrell, que consta de tres médicos y dos enfermeros a pesar de que llevan tiempo pidiendo un enfermero más. Cuando se produce atención domiciliaria y emergencias, se queda únicamente un médico en el centro. En la jornada del domingo 7, con episodios de contaminación bacteriana en la playa que multiplicaron los casos de gastroenteritis, atendieron a más de un centenar de personas y tenían a 15 de media en la sala de espera.

La central sindical recuerda que este PAC cubre una docena de municipios, como Meliana, Museros o Foyos, además del turístico La Pobla de Farnals, con lo que la cifra de pacientes atendidos a diario se eleva alrededor de un 30%. En este contexto, CSIF insta a Conselleria de Sanidad a reforzar con más personal sanitario el litoral norte de Valencia, que depende del Departamento de Salud Hospital Clínico-Malvarrosa.