La falta de un plan de refuerzo augura un nuevo colapso sanitario en verano

Dos profesionales sanitarias, a la entrada de un hospital. / i. marsilla
Dos profesionales sanitarias, a la entrada de un hospital. / i. marsilla

CSIF denuncia que Sanidad todavía no ha reunido a los sindicatos para abordar las necesidades de los distintos servicios

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

El sindicato CSIF encendió la pasada semana la luz de alarma ante la cercanía de las vacaciones y la ausencia del plan de refuerzo de la Conselleria de Sanidad para cubrir el periodo de descanso de los profesionales y, al mismo tiempo, reforzar aquellos centros con mayor demanda asistencial por el desplazamiento de la población.

Porque, según la denuncia efectuada por la central sindical, el departamento que dirige en funciones la consellera Ana Barceló todavía no ha dado a conocer su propuesta. En este sentido, instó a la conselleria a negociar, «con la máxima celeridad», para cerrar un plan de vacaciones «que permita dotar del personal necesario a hospitales, centros de salud y centros de atención continuada este verano».

El año pasado la propuesta de la conselleria también se presentó con retraso y críticas sindicales

En este sentido, desde la organización recordaron que la Administración suele empezar el 1 de junio a llamar al personal de bolsa para cubrir turnos de verano, por lo que quedan menos de dos semanas para ese plazo. Ya el año pasado la propuesta se hizo pública con retraso. De hecho, su presentación (416 profesionales y una inversión de 3,8 millones) estuvo precedida de denuncias sindicales por la demora pues no se conoció hasta finales de junio.

Contrataciones

En su reclamación, el CSIF señaló que para elaborar los planes de refuerzo vacacionales la conselleria debe de tener en cuenta las necesidades de servicio y contratar el personal necesario para atenderlas, así como establecer y difundir con la suficiente antelación los horarios de centros de salud en verano.

Criticó que «no se haya reunido la Administración con los sindicatos para abordar esta importante cuestión y ni tan siquiera haya ofrecido información, a pesar de que CSIF la ha preguntado, sobre qué previsiones tiene para cada departamento sanitario». Pese a ello, mostraron su confianza en que la conselleria refuerce centros de salud y hospitales y tenga en cuenta el incremento de población.

También recordaron que a esta situación se suma la carencia estructural de unos 300 profesionales en Atención Primaria, «que puede agravarse en verano con los turnos de vacaciones si no son sustituidos de manera eficiente».