La falta de personal en Valencia demora cinco meses las ayudas de la Renta de Inclusión y Dependencia

Un indigente duerme junto a las Torres de Quart./j. signes
Un indigente duerme junto a las Torres de Quart. / j. signes

La plantilla de Bienestar Social se ha incrementado para asumir las nuevas competencias no obligatorias por parte del Ayuntamiento

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

La Sección Sindical de UGT del Ayuntamiento de Valencia ha presentado hoy ante Inspección de Trabajo una reclamación por las condiciones laborales en las que está trabajando la plantilla del Servicio de Bienestar Social. La asunción por parte del Ayuntamiento de las competencias en materia de Dependencia y de Renta Valenciana de Inserción –entre otras-, el incremento de personas que pierden su hogar o no pueden llegar a alcanzarlo debido a la crisis, así como un aumento de migrantes acogidos por la ciudad de Valencia, ha provocado un aumento de trabajo en una plantilla ya sobrecargada, indican desde el sindicato.

Tal y como informa UGT, la plantilla de Bienestar Social se ha incrementado para asumir las nuevas competencias no obligatorias por parte del Ayuntamiento. Este incremento es «totalmente insuficiente» y está produciendo retrasos de hasta tres meses en las listas de espera hecho al que debemos añadir que las ayudas de emergencia se están abonando después de dos meses desde el momento de su solicitud, por lo tanto más de cinco meses desde que la ciudadanía solicita la ayuda de la Administración, perdiendo el objetivo para lo que se crea una ayuda de emergencia.

Esta situación también provoca problemas de carácter psicosocial entre la plantilla al ver que su trabajo no puede efectuarse con la inmediatez que requiere, ocasionando que la ciudadanía, «con toda la razón del mundo, se altere y cargue todo su enfado con el personal que viene desempeñando su trabajo en los centros en los que se les atiende, siendo un problema que no es fruto de la falta de profesionalidad y esfuerzo de la plantilla, sino por razones ajenas al personal aunque en este caso sean ellos/as quienes padecen las consecuencias«, han advertido.

Según UGT, otro aspecto a tener en cuenta serían las incorporaciones de personal contratado por un periodo de un año en la mayoría de casos, para hacer frente al trabajo existente. En la actualidad hay un número considerable de contratos de este tipo, alrededor de un 10% de la plantilla, con lo que está dando la oportunidad de trabajar durante un año, se le está privando de que pueda conseguir un puesto de trabajo de calidad, lo que repercutiría positivamente en el Servicio.

 

Fotos

Vídeos