Dos emails refuerzan la denuncia de filtración en las oposiciones a maestro

Imagen de archivo de varios opositores a profesor consultando listados./
Imagen de archivo de varios opositores a profesor consultando listados.

Los correos advirtieron de quién había redactado la prueba, así como de cuestiones concretas que finalmente aparecieron en el ejercicio práctico

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

El recurso judicial de cerca de un centenar de opositores que denunciaron irregularidades en la convocatoria del pasado verano incluye documentos que alertan de la posible filtración de aspectos clave para la realización de la prueba práctica a la que se enfrentaron los aspirantes a ocupar una plaza de maestro de Primaria. Es lo que sucede con dos correos electrónicos a los que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, que contienen datos llamativos. Por un lado se advierte de la persona que elaboró el ejercicio, que consistía en resolver una serie de cuestiones a partir de un contexto, un supuesto que puede darse durante el ejercicio de la profesión. Además, se describe su perfil profesional y aspectos concretos en los que está especializado.

Exactamente, dicen que «el chico que ha redactado el supuesto» es un inspector de una zona con muchos Centros Rurales Agrupados (CRA), experto en acoso escolar y comunidades de aprendizaje, y hacen referencia a su conocimiento de metodologías lingüísticas, añadiendo la siguiente apreciación: «ojo con TIL y TILC (Tratamiento Integrado de Lenguas) y control de los programas plurilingües». Además, se recuerda a los destinatarios que saben qué es una comunidad de aprendizaje y cuáles son las actuaciones de éxito escolar, y que se les dio «para casa» un taller sobre esta materia.

Los opositores atribuyen los emails (que llegaron a sus manos a través de fotos y pantallazos de móvil) a una academia preparatoria de aspirantes. Uno está fechado antes del supuesto, que llegó el 3 de julio, y en el otro no figura la datación, aunque del contenido se extrae que fue previo. «Estáis ultra preparados para el supuesto; hemos tratado todo esto y más; ahora es el momento de repasar (...); os deseo toda la suerte del mundo», reza este correo.

Los documentos se referían a centros rurales y acoso, dos de los aspectos presentes en el examen

Los emails dejan caer que es posible que lo expuesto no se incluya en la prueba, pero por si acaso se les advierte. «Me quedo más tranquila si os escribo esto», dice uno. «No me refiero a que miréis únicamente estos temas, pero (...) nos ha llegado a oídos y sería interesante hacer un repaso», dice el otro.

En resumen, los correos sugieren y dan pistas sin afirmar nada categóricamente. Y sin embargo, muchos de los aspectos descritos a través del perfil del inspector o bien eran de aplicación por parte de los examinados o directamente aparecieron reflejados en el supuesto, cuyas copias oficiales también han llegado a este periódico y su veracidad ha sido confirmada por varios aspirantes que hicieron el ejercicio.

Exactamente, la prueba práctica sitúa al aspirante en un CRA y le pide que plantee las estrategias didácticas que aplicaría, e incluye una denuncia de una familia por acoso escolar y se requiere al opositor que describa cómo actuaría.

También se le dice que el Consejo Escolar quiere revisar el proyecto educativo, incluyendo el programa lingüístico, y que en la memoria del curso anterior se acordó, como propuesta de mejora, «potenciar las relaciones con las familias y su papel en la dinámica del centro» ante su baja implicación en órganos como el Consejo Escolar o el Ampa. En este sentido se interroga sobre cómo llevarlo a cabo, y aunque no se cite expresamente, la metodología basada en las comunidades de aprendizaje sería una solución adecuada por el papel activo de las familias. De otras cuestiones planteadas como la atención de necesidades especiales o la organización de una convivencia trimestral no había pistas previas.

Por último, es llamativo que los correos identifiquen a la persona redactora, cuando es una competencia de la comisión de selección de la especialidad. Aunque sus miembros son públicos, nunca trasciende quién lo hace, sin olvidar que el contenido suele fijarse colectivamente.