Educación manda a casa a cien docentes que ya estaban en los centros

Csi·f denuncia que fueron avisados de que debían esperar hasta el día 14 para incorporarse porque faltaba el permiso de Hacienda

J. BATISTA

valencia. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csi·f) denunció ayer que la Conselleria de Educación ha dejado a miles de alumnos sin docentes al retrasar una semana la incorporación de más de un centenar de profesionales que ya tenían sus plazas adjudicadas. Se trata de profesionales interinos que participan en los procedimientos semanales para cubrir puestos que se quedan libres, ya sean vacantes, por lo que los ocupan durante lo que resta del curso y responden a jubilaciones o excedencias del profesor titular, o sustituciones, cuando se produce una enfermedad o una baja programada, como pueden ser las de maternidad.

Tal y como informó el sindicato en un comunicado, los profesionales se incorporaron este lunes y ese mismo día los afectados o directamente los centros recibieron una notificación para que retrasaran hasta el 14 su llegada al colegio. Fuentes de la organización explicaron que en muchos casos «ya se habían incorporado al centro y se habían presentado ante sus alumnos», aunque en otros la directriz llegó antes de que pisaran las aulas.

La organización señaló que el colectivo afectado forma parte de la adjudicación de plazas que se organizó el pasado día 4 con el objetivo de que los profesionales que las ocuparan estuvieran disponibles el primer día de clase después de las fiestas navideñas (este lunes).

Los problemas entre ambas consellerias ya provocaron retrasos en el pago de las nóminas

«De esta forma, los docentes afectados se desplazaron hasta los centros, buscaron alojamiento en muchos casos en las localidades donde iban a trabajar o renunciaron a otras posibilidades laborales», señaló la organización. Fue durante primer día de trabajo cuando se les trasladó la notificación, y según las explicaciones dadas a los afectados, tal y como recogió el sindicato, el retraso en su incorporación se debió a «la falta de permiso por parte de la Conselleria de Hacienda».

El sindicato considera «injustificable esta situación», ya que «causa un perjuicio tanto al alumnado como a los profesionales que se habían organizado para incorporarse esta semana». También recalcó que es especialmente grave en el caso de las vacantes teniendo en cuenta que sí pueden preverse al tratarse de jubilaciones o excedencias que se sabe cuándo se van a producir y deben ser notificadas con la suficiente antelación. Fuentes del sindicato explicaron que el problema se ha dado, precisamente, con las vacantes de curso completo. Por su parte, desde la Conselleria de Educación no facilitaron ayer ninguna explicación sobre lo sucedido.

Más allá de los trastornos ocasionados a los docentes, el retraso implica que los alumnos están una semana sin el profesor que en muchos casos les acompañará durante lo que queda del curso, debiendo hacerse cargo el resto de la plantilla de las horas que se quedan sin cubrir.

No es la primera vez que la falta de coordinación entre las dos consellerias deriva en problemas para el personal interino. El más reciente se dio a conocer a finales del año pasado, cuando Educación atribuyó a un problema informático de Hacienda el impago de varias nóminas a profesores que se habían incorporado tras el verano. Tras presentar escritos y denuncias ante la Inspección de Trabajo y protagonizar varias protestas pudieron cobrar los atrasos a finales de diciembre. La conselleria se comprometió a que no volvería a suceder, e incluso provocó que el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, pidiera disculpas públicas.

 

Fotos

Vídeos