La graduación de cinco mil docentes cada año satura la profesión

Opositores en la convocatoria de este mismo año /Damián Torres
Opositores en la convocatoria de este mismo año / Damián Torres

La conselleria anunció un plan para limitar la oferta de plazas en Magisterio que no se ha concretado y el ministerio aparca los cambios en la selección

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

El Ministerio de Educación acaba de publicar el informe 'Datos y Cifras del Curso Escolar 2018-2019', que en el apartado de profesorado incluye información útil sobre la oferta y demanda de los estudios de formación inicial, los que permiten ejercer la docencia. Se trata tanto de las carreras de Maestro de Infantil y Primaria como del máster que habilita para dar clase en Secundaria y enseñanzas de Régimen Especial. Aunque la estadística no llega a los cursos más actuales sí sirve para hacerse una idea de la tendencia: cada año el sistema universitario valenciano pone en el mercado a 5.000 futuros maestros, en el sentido de que terminan sus estudios, y otros 15.000 están matriculados en los diferentes cursos.

Para contextualizar los datos se pueden comparar con los de las oposiciones impulsadas por el Consell, las más generosas de las últimas décadas. La previsión es llegar a 13.000 puestos entre 2018 y 2021. Este año se ha empezado con la primera oleada para Infantil y Primaria (3.000 plazas) y el que viene le llegará el turno a Secundaria y a las enseñanzas de Régimen Especial (5.000). Recurriendo a otra cifra, la educación concertada tiene una plantilla de 15.000 profesionales. Dicho de otra forma, al ritmo actual, en sólo tres años, habría suficientes profesionales recién graduados para renovar todo el profesorado de la red.

DATOS

Matriculados
En el 2017-2018 sumaban 15.237 alumnos (11.730 en estudios de grado y 3.507 de máster). En el 2016-2017 alcanzaron los 15.142; en el 2015-2016 los 14.843 y en el 2014-2015 15.125
Graduados
Los últimos datos oficiales son más antiguos. En el ejercicio 2016-2017 terminaron sus estudios 4.978 alumnos (2.475 de grado y 2.503 de máster); en el 2015-2016 lo hicieron 4.938 y en el 2014-2015 otros 5.470.

Las cifras son así de elevadas por una cuestión de demanda: los estudios relacionados con el Magisterio son muy solicitados por los alumnos de nuevo ingreso, por lo que están presentes en todas las universidades valencianas con la única excepción de la Politècnica. En cuanto al máster de Secundaria no sólo computan las duplicidades, pues también influye el componente de reciclaje laboral: con una carrera y este postgrado ya se puede ejercer.

No sólo las cifras indican que existe sobreoferta, con el consiguiente riesgo de saturación. La propia administración ha llegado a anunciar medidas para mitigarlo. La Conselleria de Educación planteó hace dos años una revisión de la oferta en diferentes ramas de estudio para evitar estos problemas en determinados sectores profesionales. Se refirió expresamente a los títulos de Magisterio, así como a los vinculados con el sector de la construcción. Pero nada se ha sabido de la aplicación de la medida.

En un sentido distinto, aunque también relacionado con la selección del profesorado, están las iniciativas lanzadas a nivel estatal que de momento no pasan de la fase de globo sonda. Es el caso del llamado MIR educativo, un sistema semejante al de los médicos que obligaría a los graduados a superar algún tipo de prueba similar para toda España antes de poder ejercer. Incluido por el PSOE y Ciudadanos en sus programas electorales y bien visto por el PP, que llegó a plantearlo cuando estaba en el Gobierno, la prueba selectiva no deja de ser una mera declaración de intenciones.

Este mismo mes, en una entrevista concedida a la agencia Efe, la ministra de Educación Isabel Celaá dijo que es una iniciativa que «gusta» pero que «implica una revisión profunda de todo lo que afecta a la profesión», y que en este momento el ejecutivo está «en lo más urgente». Es decir, no se esperan novedades a pesar de que es una reivindicación habitual del Consejo Escolar del Estado, el principal órgano asesor en materia educativa.

Volviendo a las cifras, el informe ministerial señala que en la Comunitat, en el curso 2017-2018, estaban matriculados en estos estudios 15.237 alumnos. En cuanto a los egresados, las cifras sólo llegan al 2016-2017 y establecían que terminaron 4.978. En comparación con años anteriores, se están reduciendo ligeramente las matrículas de Magisterio, un descenso que se compensa con el aumento de los alumnos del máster habilitante.

Fotos

Vídeos