Desprendimientos en la carretera de La Font a Oliva

La carretera que une La Font y Oliva tuvo que ser cortada en la mañana de ayer tras producirse desprendimientos. A primera hora, el gobierno local de La Font decidió cerrar la CV-683 a la circulación ante las caídas de restos de tierra y cascotes en varios tramos de la carretera, con el fin de evitar cualquier tipo de incidente. La CV-683 es una vía estrecha, de un carril por sentido, que espera obras de ampliación ante el elevado tráfico que soporta cada día. El alcalde de La Font, Pablo Puig, afirmó que fue necesario «tomar esta medida para garantizar la seguridad de los vecinos, tanto de La Font, como de otros muchos de la comarca que optan por esta vía para acudir a Oliva».